in

Noche de campeones: el plantel paseó con la copa por el bulevar Lusail

El equipo argentino viajó en un micro descapotable por ese lugar, situado a unos 300 metros del estadio donde «La Scaloneta» se coronó tras vencer a Francia en la definición por penales.

Los flamantes campeones del mundo se pasearon esta noche con la Copa Mundial de la FIFA en un micro descapotable por el boulevard Lusail, situado a unos 300 metros del estadio donde se coronaron tras vencer a Francia en la definición por penales (4-2).

El plantel abandonó la cancha pasada la medianoche de Qatar y recorrió en el ómnibus un corto trayecto para ofrecerle el trofeo a los fanáticos de todas las nacionalidades que esperaban a los costados para filmar el momento con sus celulares.

Muchos de los jugadores aún permanecían con la ropa de juego, otros con la indumentaria de entrenamiento o concentración y todos estaban en pleno estado de felicidad, en algunos casos con botellas de cerveza en mano.

El micro ploteado por la FIFA de celeste y blanco llevaba una bandera en el frente, cerca de la que se ubicaba el presidente de AFA, Claudio «Chiqui» Tapia, que no pudo ocultar su alegría.

Entre los ocupantes del micro se encontraban algunos futbolistas que fueron parte del proceso de Lionel Scaloni y otros que se quedaron afuera del Mundial por lesión, cerca del cierre de la lista definitiva: Sergio «Kun» Agüero, Giovanni Lo Celso y Nicolás González, por caso.

Los festejos en las calles de Qatar se decidieron después de una larga celebración con los familiares de los jugadores sobre el campo de juego, tras la ceremonia de premiación en la que, además de la copa, el plantel argentino se adueñó de otros tres trofeos.

El capitán Lionel Messi recibió el Balón de Oro por segunda vez en su carrera, tal como sucedió en Brasil 2014; Emiliano «Dibu» Martínez ganó el Guante de Oro y el mediocampista Enzo Fernández se adjudicó el premio al Mejor Jugador Joven de Qatar 2022.

Messi decidió no acudir a la conferencia de prensa que le correspondía como MVP de la final para poder ser parte de la celebración en la vía pública. El astro salió descalzo junto a todo el plantel junto al corredor formado para la zona mixta, en la que ningún jugador paró para dialogar con los medios gráficos.

En otro sector, algunos futbolistas hicieron declaraciones a los medios con derechos de transmisión y allí Messi reafirmó que seguirá jugando en la Selección «algunos partidos más» como campeón del mundo.

El 10 de Argentina encaró la noche de hoy como su despedida mundialista porque ve muy lejos la posibilidad de disputar la Copa Mundial de 2026 en Estados Unidos, México y Canadá con 39 años.

Sin embargo, esta misma noche, en la conferencia de prensa posterior a la final, el DT Lionel Scaloni aseguró que Messi «tiene la 10 guardada» para esa competencia, aunque le reservó el derecho a «decidir su futuro».

Con Messi aferrado a la Copa, el micro abierto de la Scaloneta desandó todo el boulevard, de una extensión aproximada de 1.000 metros. En ambos costados, las gigantescas pantallas LED, similares a las de Time Square, proyectaban la bandera argentina e imágenes de celebración del seleccionado.

Una vez terminado el recorrido, la unidad se dirigió rumbo a la concentración de la Universidad de Qatar, distante a unos 15 kilómetros, para realizar las valijas y regresar al país con el deseo de festejar la consagración.

Scaloni no pudo dar detalles de los festejos en Argentina pero aseguró que «la gente merece ver a sus campeones» y se mostró «abierto a lo que decidan los jugadores».

«No veo la hora de estar en Argentina para ver la locura que va a ser eso. Estoy feliz, se hizo desear, pero es lo más lindo que hay. Es hermoso. La deseaba muchísimo. Dios me la iba a regalar, presentía que era esta, sufrimos un montón pero lo conseguimos», afirmó el capitán argentino antes de abandonar el Estadio Lusail en su noche para toda la vida.

Qué es la túnica que le pusieron a Messi antes de levantar la Copa del Mundo

La sede Chilecito formó a 58 agentes de policía