in

Apareció la beba recién nacida que había sido robada en Lomas de Zamora

La tenía una mujer que, en apariencias, estaba por abordar un micro de larga distancia. Fue en una estación de servicios en la rotonda de Luís Guillón.

La beba recién nacida que había sido robada del hospital Alende en el partido bonaerense de Lomas de Zamora apareció finalmente en la rotonda de Luís Guillón en una estación de servicio.

La nena estaba con una mujer distinta a la que la robó simulando ser personal del centro de salud.

Una llamada a la tía de la madre realizada por una empleada de la estación de servicio, alertó a los familiares y autoridades policiales sobre la presencia de una mujer, muy alterada, con una beba en brazos que intentaba comprar leche en el comercio de Luís Guillón en el partido de Esteban Echeverría.

Ante las sospechas, los empleados del comercio decidieron seguir a la mujer, intuyendo que podría ser la beba robada en Lomas.

De esta forma pudieron detener a la sospechosa y recuperar a la recién nacida quien se encuentra fuera de peligro y en buen estado de salud.

Familiares, amigos y compañeros de trabajo de su madre se habían concentrado en el hospital para reclamar la aparición de la niña y respuestas por parte de las autoridades de la institución, donde se montó un fuerte operativo policial.

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió a las 9:30 cuando una «mujer, simulando ser enfermera/médica», de ese establecimiento, ubicado en Claudio de Alas al 2500 de la localidad de Ingeniero Budge, ingresó a la habitación 107 e informó a la madre, Nicole Sandoval, que debía llevar a la beba a realizar controles pero no regresó.

Sandoval, de 27 años, se comunicó telefónicamente con su pareja David, padre de la niña y le dijo llorando que se habían llevado a la nena, señaló el hombre.

«Me fui a casa a traerles cosas a mi mujer y mi hija y a las nueve me llama desesperada, llorando para contarme lo que había pasado», señaló David.

Luisa, abuela materna de la beba, aseguró que su hija le relató que «una mujer con un ambo gris entró a la habitación, le dijo que era la enfermera, le pidió la libreta» de su nieta y le dijo que «se la tenía que llevar a hacer controles».

Al rato, al ver que la supuesta enfermera no regresaba con su hija, la joven madre empezó a llamar a otras enfermeras y se comunicó de inmediato con su pareja y con su madre.

En el hecho interviene la fiscalía 4 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Leonardo Kasewski.

Brasil financiará U$S 689 millones para el segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner

El Senador Guerra fue el ganador de los Premios Parlamentarios