in

Bebés muertos en Córdoba: una de las madres dijo que la enfermera detenida “no actuó sola”

La mujer pidió que la Justicia investigue a “sus compañeras” y busque “más responsables”. Además, habló de la violencia “física y psicológica” que sufrió en el centro médico.

Demaris Bustamante, la mamá de uno de los recién nacidos que murieron en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo de la ciudad de Córdoba acusó a la enfermera Brenda Agüero de haber matado a su hijo y sugirió que la profesional “no actuó sola”.

“Mi hijo Benja nació sin problemas de salud y diez horas después me dicen que murió porque se había complicado su salud”, contó Bustamante, que dio a luz el 23 de abril en el centro médico que depende del Estado provincial.

La mujer explicó que reconoció a Agüero, la enfermera detenida e imputada por “homicidio agravado reiterado por procedimiento insidioso”, cuando trascendió su identidad a través de los medios. “Es la que me trató violentamente cuando tuve a mi bebé. Luego se lo llevaron diciéndome que no lo veían bien y no regresó nunca más. Creo que ella lo mató”, dijo.

Bustamante afirmó que la enfermera “y sus compañeras” la maltrataron y le “ocasionaron moretones” en el cuerpo. “Fueron violentas en lo físico y psicológico”, sostuvo y pidió a la Justicia que se investigue a “más responsables”. “Creo que no actuaba sola”, apuntó.

La detención de Agüero
El fiscal Raúl Garzón investiga la muerte de cinco bebés nacidos sanos en este nosocomio público entre el 18 de marzo y el 6 de junio de este año, y hasta el momento la enfermera Brenda Agüero, de 27 años, es la única detenida e imputada vinculada directamente con los fallecimientos.

La mujer de 27 años trabaja en el centro hospitalario desde diciembre de 2020 y quedó imputada por “homicidio calificado reiterado”. Según la Justicia, Agüero habría “suministrado sustancias tóxicas”.

El resultado de la autopsia de dos de los bebés arrojó que tenían “altos niveles de potasio”. También se destacó que los pequeños tenían pinchazos no compatibles con prácticas habituales.

El fiscal Garzón ordenó que la enfermera sea sometida a pericias psicológicas y psiquiátricas para luego avanzar con la indagatoria.

La investigación judicial se conoció el 11 de agosto a partir de denuncias por la muerte de cinco bebés nacidos sanos entre marzo y junio pasados. De acuerdo a los datos oficiales, los fallecimientos de los bebés ocurrieron el 18 de marzo, el 23 de abril, el 23 de mayo y otros dos el 6 de junio de este año.

Renunció el ministro de Salud
Por el escándalo, el ministro de Salud cordobés, Diego Cardozo, presentó este jueves su renuncia al cargo. En su lugar asumió la bioquímica especialista en Virología María Gabriela Barbás.

Al renunciar, Cardozo dijo hacerlo “con el profundo anhelo que los hechos que son de público conocimiento del Neonatal se esclarezcan absolutamente”.

En la causa también están imputadas la exdirectora del Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, Liliana Asís, por “omisión de los deberes de funcionario público”, al igual que dos jefas del área de Neonatología, Marta Gómez Flores y Adriana Morales.

Una jubilada en silla de ruedas fue abandonada por su hijo en un bar de Rosario: “Ya hice mucho por ella”

Internaron a 14 chicos de una escuela de Ballester: investigan si se intoxicaron con un producto de limpieza