in

Bono de fin de año: las claves del refuerzo económico para trabajadores privados

La norma contempla la reducción de anticipo de Ganancias de hasta el 50% para los empleadores. Cómo calcular el monto y quiénes pueden cobrarlo.

El Gobierno oficializó este sábado el pago de un bono de $24.000 para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado que ganen hasta $161.859. El refuerzo de ingresos será abonado “por única vez por los empleadores en diciembre de 2022″, sostiene el decreto de necesidad y urgencia 841, publicado en el Boletín Oficial, con la firma del Presidente Alberto Fernández y de los ministros del gabinete.

Al respecto, Sebastián Domínguez, CEO de SDC Asesores Tributarios, explicó a TN las tres claves a tener en cuenta sobre el bono de fin de año para trabajadores formales, que debe pagarse como último día hasta el sábado 31 de diciembre de 2022.

Quiénes podrán cobrar el bono y cuál es el monto
La asignación no remunerativa es para empleados comprendidos en la ley de contrato de trabajo, también en el régimen de la industria de la construcción, del personal rural y del personal de casas particulares.

Para los empleados con una remuneración neta de hasta $161.859, la asignación es de $24.000. Mientras que, para quienes perciban un salario superior a $161.859 y hasta $185.859, la cifra a cobrar surge de restar a $185.959, la remuneración neta. Por ejemplo, si un trabajador cobra en mano $170.000 recibirá un bono de $15.859.

El Impuesto a las Ganancias y el beneficio para los empleadores
Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas que deban pagar el bono y cuenten con el Certificado MiPyME vigente al 17/12/2022 podrán reducir los anticipos del Impuesto a las Ganancias en un importe equivalente al 50% del monto total abonado en concepto de la asignación no remunerativa y posponer su pago para el año 2023, de acuerdo con los términos y condiciones que establezca la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). En la práctica, el beneficio reduce los anticipos a ingresar y genera un beneficio financiero a los empleadores.

“La reducción de los anticipos puede constituir una facilidad para el empleador al diferir el pago de Ganancias, pero solo aplica a quienes tienen que pagar anticipos de ese impuesto. Quienes están en un escenario más complejo como los monotributistas, -perdiendo dinero sin ingresar nada-, no tienen beneficio alguno”, señaló el tributarista Sebastián Domínguez.

El caso particular del personal de casas particulares
En el caso del personal de casas particulares, los empleadores que no puedan deducir la asignación del Impuestos a las Ganancias, podrán solicitar el reintegro de hasta el 50% de la asignación no remunerativa abonada.

Para las empleadas de viviendas, dado que el convenio indica que la jornada completa es de 8 horas por 5 días durante 4 semanas, o sea 160 horas mensuales, será a estas trabajadoras a quienes les corresponderá el bono completo de $24.000. En cambio, si la persona trabaja menos, el cálculo es el siguiente: $24.000 dividido 160 horas por la cantidad de horas mensuales que ejerce la actividad.

La ministra de Trabajo, Kelly Olmos, precisó que dentro de ese universo se incluye a las empleadas domésticas registradas en el régimen de trabajo en casas particulares. “Si no es un trabajo de tiempo completo, tienen que darle la parte proporcional al tiempo que trabaja”, ratificó. Por otra parte, aclaró que el bono no es optativo y que el empleado puede realizar la denuncia al Ministerio de Trabajo.

Denuncian que el régimen iraní asesinó a una médica que atendía a manifestantes heridos

Tragedia: un joven salió a festejar el fin de año con amigos, se metió al río para refrescarse y desapareció