in

Cataratas del Iguazú: encontraron el cuerpo del turista desaparecido

Se trata de un hombre de nacionalidad canadiense, de 60 años, que había caído en el Salto Bosetti y era intensamente buscado desde este lunes. Fue encontrado del lado brasilero, en Foz de Iguazú.

El cuerpo de un hombre sin vida fue hallado este martes del lado brasileño de las Cataratas, a la altura de la ciudad de Foz de Iguazú, y las autoridades policiales confirmaron que se trata de la misma persona que había desaparecido este lunes, según consigna la agencia Télam.

Cataratas del Iguazú: la creciente arrastró la pasarela de la Garganta del Diablo

El cadáver hallado es de un hombre de nacionalidad canadiense, de 60 años, que se había registrado en un hotel de Puerto Iguazú.

El cuerpo fue encontrado entre unas ramas en las cercanías del puente Tancredo Neves, que une las ciudades de Puerto Iguazú y Foz do Iguazú, ubicada del lado brasileño, por los empleados de una empresa que realiza paseos náuticos por la zona, quienes dieron aviso a la Marina del país vecino.

Caída y búsqueda

La víctima se había caído cerca de las 11 del pasado lunes desde las pasarelas del Salto Bosetti, en el sector superior de las Cataratas y según relataron testigos el hombre se habría subido a la baranda de protección para sacarse una selfie.

Personal del Parque Iguazú y de bomberos voluntarios realizaron una intensa búsqueda dificultada por el gran caudal de agua que registra el río Iguazú en estos días por las intensas lluvias en las altas cuencas, en territorio brasileño.

El hecho se puso en conocimiento del Juzgado de Instrucción de turno en dicha jurisdicción.

Trabajaron en la zona el Instituto Médico Legal y el Cuerpo de Bomberos de Brasil. Por Argentina actuaron efectivos de la Policía de Misiones, Prefectura Naval Argentina, Bomberos Voluntarios y guardaparques.

El agua arrasó con algunas partes de la pasarela del parque Iguazú

Tras la creciente del río Iguazú, Uruguay y Paraná, el Parque Nacional Iguazú debió cerrar sus puertas la semana anterior. Cuando el agua comenzó a bajar, las autoridades definieron abrir el circuito superior e inferior, pero no habilitaron el paseo de la Garganta del Diablo.

Atilio Guzmán, intendente del Parque Nacional Iguazú, sostuvo que aún no pudieron cuantificar los daños pero aseguró que el peligro continúa.

Por otra parte, detalló que a pesar de estos incidentes, el sábado pasado hubo aproximadamente 4 mil visitantes y el domingo 16 alrededor de 3.400. Guzmán anticipó que el agua seguirá bajando, y consideró que es una buena predicción que les da ánimos para la recuperación de las pasarelas que van hacia la Garganta del Diablo.

En ese sentido, el presidente de la Asociación de Guías de Turismo de Iguazú, Ángel Palma, destacó que lo ocurrido debido a las grandes lluvias, es una situación atípica, que desde el año 2014 no se daba.

“La medida de inhabilitar el circuito a Garganta del Diablo surgió como precaución y cuidado con los visitantes y el personal trabajador. Si bien, en un principio, el caudal no era tan elevado, este podría aumentar de un momento a otro, además de que el caudal podría traer consigo troncos y gajos”, subrayó.

El referente de los guías del Parque Nacional Iguazú también agregó que “estos cambios bruscos en los caudales, son resultados del cambio climático que atraviesa al mundo generado por el hombre”.

Un municipio regala terrenos para incentivar a nuevos habitantes: “El pueblo estaba dormido, quería revivirlo”

La Municipalidad de Juan Facundo Quiroga se mostró conforme por llegada de turistas