in

Citaron a declarar a las madres de los cinco bebés fallecidos en el Hospital Neonatal de Córdoba

Así lo confirmó el abogado querellante Carlos Nayi. Por el momento no hay detenidos ni imputados.

Mientras la justicia investiga la muerte de un grupo de bebés sin patologías previas en el Hospital Materno Neonatal “Dr. Ramón Carrillo” de la provincia de Córdoba y el fiscal a cargo del caso dice que no hará más declaraciones a la prensa hasta que avance con las averiguaciones, las madres de las víctimas fueron llamadas a declarar.

Así lo aseguró al diario La Voz el abogado querellante Carlos Nayi, que reúne el patrocinio de cinco mujeres damnificadas. “La instrucción está trabajando mañana, tarde, noche y madrugada. Han sido convocadas todas las madres a prestar declaración y a brindar precisiones”, subrayó el letrado sobre la decisión tomada por la Fiscalía del Distrito 3 Turno 7, a cargo de Raúl Garzón.

Nayi contó que las madres ya tuvieron una primera reunión con el fiscal Garzón e informó que en el transcurso de hoy se presentará otra de las mujeres que patrocina.

“Estamos muy conformes con la marcha de la investigación. La fiscalía está trabajando a destajo sobre los hechos que trascendieron la semana pasada. Al fiscal lo veo abocado ciento por ciento en esta tarea”, remarcó el abogado.

El caso, que no solo conmociona a la sociedad cordobesa sino a todo el país, sigue teniendo cada vez más impacto en la opinión pública y este martes -a las 10 horas- se convocó a una marcha hasta la puerta del hospital.

Además de reclamar por el fallecimiento de los recién nacidos, que ascenderían a 13, los manifestantes harán oír su voz por la atención que se brinda en esa entidad hospitalaria ya que a raíz de los sucedido cada día se conocen más testimonios sobre mala praxis.

En cuanto a los casos que se investigan, desde el entorno de las madres afectadas creen que se está imponiendo la idea de que no se trata de una simple culpa ante una práctica errada, sino de otra cuestión que tiene que ver con “intencionalidad”.

Más allá de la posibilidad de mala praxis, se baraja la posibilidad de eventuales “homicidios”. Para el Ministerio de Salud la principal hipótesis es que las muertes fueron intencionales dado que los recién nacidos tenían lesiones en la piel “no acordes a la evolución de un niño sano que está cursando las primeras horas de nacido”. De hecho, la autopsia practicada a los cuerpos reveló que los bebés tenían más pinchazos de los habituales y detectaron la presencia de cantidades elevadas de potasio.

Las madres de los cinco bebés fallecidos no presentaban ningún problema de salud y habían cursado sus embarazos sin complicaciones. Se habían sometido a todos los controles requeridos y ninguno de los recién nacidos era de riesgo: ni prematurez, ni bajo peso, ni malformaciones congénitas, que son las principales causas de mortalidad infantil en Córdoba.

“Son bebés que nacieron sanos, sin factores de riesgo, y de un momento a otro tuvieron complicaciones”, relataron en Salud.

Una mujer hizo el mejor asado de la Argentina

Récord histórico de exportaciones: más de u$s44.000 millones en el primer semestre