in

Con el objetivo de apuntalar las reservas, el Gobierno prepara cambios en el régimen de importaciones

Se mejorará el SIMI y se creará un sistema que a partir de una cuenta corriente única que, prevén, será más ordenado. Esperan que termine con las medidas cautelares presentadas por los importadores.

El Gobierno prepara un nuevo régimen de importaciones

Gobierno define los lineamientos de un nuevo régimen de importaciones que complementará al Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) y que, prevén, ejercerá mayores controles. Además, permitirá terminar con las medidas cautelares presentadas por las empresas importadoras.

El objetivo final es agilizar el sistema para cuidar las reservas que acumuló el Banco Central de la República Argentina (BCRA) como resultado de la implementación del “dólar soja”, que permitió acumular más de US$8100 millones.

Días atrás, el ministro de Economía, Sergio Massa, consideró que hay “situaciones casi absurdas en las licencias automáticas” y anticipó que trabaja sobre “un régimen de comercio que le dará previsibilidad a la economía y a las empresas para todo 2023″, que se conocerá en las próximas horas.

Cambios para cuidar los dólares:

Durante la presentación del Presupuesto 2023, Massa cuestionó el sistema actual de importaciones y reconoció que necesita modificaciones.

“Estamos frente al absurdo de que en Argentina las máquinas tragamonedas, las hidrolavadoras, las máquinas que minan bitcoins, las motos de agua tienen licencia automática, mientras las piezas de ensamble para las pymes tienen licencias no automáticas. Claramente, son errores que tenemos que corregir”, dijo.

Por eso, el objetivo es “asegurar que cada dólar disponible vaya a la producción”, y que “el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) sea simple y transparente, de aprobación prioritaria para bienes intermedios que necesitan las pymes para seguir creciendo”.

Si bien estaba previsto que el viernes se anunciara el nuevo régimen de comercio exterior, la presentación se demoró y se prepara para las próximas horas.

Cómo será el nuevo sistema de importaciones:

Según adelantó el titular del Palacio de Hacienda, se tratará de “medidas alrededor del régimen de licencias automáticas (LA) y no automáticas (LNA), pero además se va a incorporar al Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) un régimen de accesibilidad y de trazabilidad”.

Además, dijo que permitirá que “cada empresario pyme o industrial grande, al momento de la aprobación de la SIMI, sepa la fecha de pago del BCRA” y evite algunos “cuellos de botella” que se generan con el sistema actual.

Todo esto, se prevé que permitirá al Banco Central “programar en materia de reservas cuál es la proyección de gasto en relación con las importaciones”.

“La idea es tener un ordenamiento y una trazabilidad de toda la importación desde el momento en que se inicia ese proceso, que hoy no existe. Lo segundo es que en el momento en que la SIMI haya sido aprobada se le va a informar a la empresa en cuánto tiempo (60 o 180 días) tiene la posibilidad de que se le pague esa SIMI”, explicaron fuentes oficiales TN.

El objetivo es que desde el momento en que la SIMI es aprobada, cada empresa puede calcular en cuánto tiempo recibirá el pago, que variará según la capacidad de importación de cada compañía.

Controles sobre empresas que presentaron cautelares:

Desde que se endureció el cepo a las importaciones, muchas empresas acudieron a la Justicia e impusieron medidas cautelares para poder acceder al tipo de cambio oficial, pero desde entonces se intensificaron los controles de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sobre esas firmas.

Según el organismo, en esos operativos de fiscalización se detectaron “diversos tipos de irregularidades”, como “insuficiente capacidad económica-financiera, inconsistencias en sus presentaciones de IVA y Ganancias, diferencias entre los montos de divisas girados al exterior y las importaciones realizadas” así como “desvíos en la debida registración de los trabajadores”, según indicó la AFIP.

En agosto, la balanza comercial argentina fue deficitaria en US$300 millones para la Argentina y en igual mes del año anterior, había registrado un superávit de US$2345 millones. Las exportaciones disminuyeron un 6,9% respecto de igual mes de 2021, mientras que las importaciones se incrementaron un 36,2% en ese período.

Esos son los datos que miran de cerca en el Palacio de Hacienda y que buscan revertir.

FUENTE: TN

Mujer mayor de edad resultó herida tras ser atropellada por un automóvil

En 102 días quemaron 170.000 hectáreas del Delta