in

COVID-19: casi la mitad de los internados en terapia intensiva no están vacunados

Los datos se desprenden de un relevamiento realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).

Hace algunas semanas, cuando los contagios de coronavirus comenzaban a dispararse en Europa, en el viejo continente hablaban de una pandemia impulsada por los no vacunados. Y eso también comienza a reflejarse en la Argentina.

Mientras crecen los contagios -ayer se registraron 4.819 casos, la cifra más alta desde septiembre-, se observa que más del 60% de los internados por Covid-19 en salas de cuidados intensivos no están vacunados o no completaron el esquema de inmunización.

Así lo indica un relevamiento realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) el 13 de diciembre en 102 centros de distintas ciudades del país, que concluyó que, hasta el momento, la ocupación se mantiene «estable».

De la encuesta –que es parte de un trabajo de diagnóstico de situación que la SATI viene realizando desde hace meses y que se había interrumpido por el descenso de casos, pero se retomó ante su incremento– participaron en forma voluntaria 102 Unidades de Terapia Intensiva (UTI), tanto públicas como privadas, que representan un total de 1.514 camas.

En promedio, el trabajo encontró una ocupación del 68 % de las camas, de las cuales solo el 4,4 % era de personas con COVID-19 (66 pacientes). De este universo de 66 pacientes, el 63 % requirió asistencia respiratoria mecánica, con una edad promedio de 60 años.

Uno de estos pacientes había recibido las tres dosis de las vacunas (el 1,7%); 22 tenían las dos dosis (el 36%); ocho tenían una sola dosis (13%); y 29 estaban sin vacunar (48%).

En este marco, el Gobierno nacional anunció la implementación del pase sanitario en todo el país a partir del 1° de enero con el objetivo de incentivar la vacunación. Así, todos los mayores de 13 años que quieran asistir a eventos de alto riesgo epidemiológico tendrán que acreditar la vacunación completa, con la segunda dosis recibida por lo menos 14 días antes del evento o actividad.

Sin embargo, algunas provincias ya se adelantaron a la norma del Ejecutivo. En Tucumán, por ejemplo, ya se aplica, y Buenos Aires comenzará a implementarlo a partir del 21 de diciembre.

Cámaras olivícolas manifestaron grandes expectativas para la “Cosecha 2022”

Miércoles caluroso en la ciudad