in

Crisis económica: un salario mínimo no alcanza para cubrir la canasta básica ni para alquilar un monoambiente

El valor de rentar un monoambiente requirió de unos $54.700 mensuales en septiembre y cubrir los alimentos para una familia tipo, $56.732, pero el ingreso mínimo apenas alcanzó los $51.200. La situación se agrava en octubre.

Por la inflación, en la Argentina la cantidad de trabajadores asalariados pobres crece de manera sostenida

El salario mínimo -que perciben unos 6 millones de trabajadores y sirve de parámetro para el sector informal- fuertemente impactado por la inflación, pierde cada vez más valor de compra. En septiembre, fue de $51.200 mensuales, que no alcanzaron para cubrir el alquiler de un monoambiente, para el que se necesitaron unos $54.700 mensuales, ni la canasta básica de alimentos de una familia tipo, que se ubicó en $56.732.

Las cifras no son alentadores para octubre. A mediados de mes, la media de alquiler de un monoambiente ascendió a $59.000 y la inflación mensual de alimentos proyectada por analistas del sector privado, supera el 6,7%; mientras que el salario mínimo, vital y móvil subirá apenas a $54.550 cuando se cobre a fin de mes.

Al aumento salarial de octubre se sumará otro de 7% en noviembre. De esta manera, alcanzará los $57.900 y la suba pautada para 2022 entre los empresarios, los gremios y el Gobierno en el Consejo del Salario, será de 75%, con una próxima revisión a fin de año.

Así, en la Argentina crece de manera sostenida la cantidad de trabajadores asalariados que caen bajo la línea de la pobreza.

Salario mínimo versus alquileres:

De acuerdo con un informe elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso), la mediana de los monoambientes ofertados en la Ciudad de Buenos Aires alcanzó a mediados de octubre los $59.000.

Si se toma en cuenta que el salario mínimo este mes será de $54.550, apenas alcanza para cubrir el 92,5% del alquiler de esa propiedad. Un año atrás, a fines de 2021, rondaba el 104%, es decir que permitía saldar ese gasto, pero no para mucho más.

Pero si la familia es más grande y necesita de mayor espacio, para alquilar un departamento de dos ambientes debe desembolsar una media de $69.000 mensuales, que solo puede cubrir si el ingreso total suma al menos dos salarios mínimos ($109.100), para destinar, además, una parte a cubrir los cerca de $60.000 que requerirá cubrir los alimentos.

Ya para un departamento de tres ambientes, dos salarios mínimos apenas alcanzan a cubrir el gasto del alquiler, que registra una media de $95.000, pero no permite saldar el resto de las cuentas familiares.

Salario mínimo y canasta básica:

Este miércoles, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer que en septiembre, una familia tipo -conformada por dos adultos y dos menores- necesitó $56.732 para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el piso mínimo para no ser considerado indigente, y $128.214 para la Canasta Básica Total (CBT), que marca el umbral de pobreza.

Los datos dejaron al descubierto que, una vez más, el salario mínimo no alcanza siquiera a cubrir los alimentos que requiere una familia tipo y, ni aun sumando dos ingresos básicos, alcanza para saldar la CBT, que comprende alimentos y otros bienes y servicios básicos, como la vivienda.

El desfasaje de ingresos no solo se da en el salario mínimo, sino que alcanza a la mayoría de los trabajadores bajo relación de dependencia, y es incluso mayor en el sector informal.

De acuerdo con el reporte de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que elabora el Ministerio de Trabajo, el sueldo promedio de los trabajadores registrados fue de $155.611 mensuales en agosto, apenas por encima de la canasta que define la pobreza.

FUENTE: TN

Él tiene 100 años, ella 96 y cumplieron 71 de casados: “No podemos vivir el uno sin el otro”

Trabaja de barrendera, pero es un hada: no pudo celebrar sus 15 y ahora les cumple el sueño a otras chicas