in

El Banco Central podría habilitar el cobro en dólares a quienes trabajan para el exterior

La medida que estudia el Banco Central favorecería a pequeños profesionales que exportan sus servicios y a grandes empresas exportadoras también de servicios que incrementen sus ventas al exterior.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) analiza una doble medida que de confirmarse flexibilizará las condiciones de acceso al mercado de cambios en dos sentidos: en primer lugar, habilitará a los pequeños exportadores de servicios profesionales a cobrar en dólares directamente en sus cuentas bancarias argentinas; y, en segundo lugar, permitirá a las empresas exportadoras de servicios acceder a divisas sobre un porcentaje del incremento de sus exportaciones, tal como viene implementando con otros sectores.

Según anticipó este martes ámbito.com de esta manera «se abriría la posibilidad de que las compañías dedicadas a la economía del conocimiento paguen una parte de los salarios en dólares, un aspecto que terminó de destrabar las modificaciones que habían sido resistidas inicialmente por las grandes compañías del sector».

En la actualidad, los profesionales que exportan servicios cobran a través de cuentas bancarias argentinas, pero están obligados a liquidar los dólares en el mercado oficial. Esos fondos luego son pesificados al tipo de cambio oficial mayorista comprador, que ayer se ubicó en 119,83 pesos. En contraposición, el dólar al que pueden acceder los minoristas cotiza con brechas que oscilan entre el 72% y el 75% (el solidario llegó a 206,25 pesos y el MEP a 209,50 pesos).

Esta diferencia provoca, según la lectura del Gobierno, dos efectos negativos: el cobro de esos servicios a través de mecanismos alternativos por fuera del circuito nacional, especialmente billeteras virtuales; y complicaciones a esas personas por la imposibilidad de declarar ingresos y justificar gastos en línea con lo que cobran. “Es una iniciativa que busca adaptar parcialmente la normativa general a la idiosincrasia del sector”, confió una fuente a ese medio.

Con esta nueva regulación, los pequeños exportadores de servicios profesionales podrán cobrar en dólares en sus cuentas bancarias argentinas y no tendrán la obligación de liquidar divisas, es decir, podrán dejar sus dólares en sus cuentas sin ningún tipo de restricciones. Esto implicará que puedan atesorar en esa moneda o vender en el mercado financiero a través de operaciones con dólar MEP, un tipo de cambio más conveniente. La operación con dólares financieros es relativamente sencilla y puede realizarse a través del homebanking o de cualquier ALyC. El límite de cobro rondaría los 1.000 dólares mensuales, que al tipo de cambio MEP significaría un ingreso mensual de 200 mil pesos.

En el caso de las grandes compañías, la modificación es similar a la impulsada en otros sectores en los que el Gobierno busca estimular un aumento de las exportaciones. Ese fue el caso, por ejemplo, del decreto destinado especialmente a las petroleras, que les permite a las empresas a acceder a un monto equivalente al 20% del incremental de sus exportaciones de petróleo. Si bien aún no está definido el porcentaje para las exportadoras de servicios, en lo concreto esto permitiría a las firmas utilizar parte de esos dólares para el pago de salarios en un sector en el cual el mercado laboral internacional es muy competitivo, especialmente para profesionales argentinos que viven en el país y hacen todos sus gastos en pesos.

La modificación del régimen cambiario para pequeños exportadores está en estudio desde octubre del año pasado. Incluso llegó a tener fecha de tratamiento en el directorio del BCRA, pero una queja de las grandes compañías que desarrollan sus actividades en la Argentina y necesitan emplear mano de obra en el país trabó la salida de la normativa.

A lo largo de los últimos meses, distintos funcionarios nacionales buscaron soluciones alternativas y llegaron a este combo de modificaciones en doble sentido: una que beneficia a pequeños profesionales y, al mismo tiempo, no afecta negativamente al sector de la economía del conocimiento con la dolarización completa de los salarios.

De acuerdo con un estudio de Argencon, la cámara que reúne a las grandes empresas de economía del conocimiento, el país “pierde” alrededor de 2 mil millones de dólares anuales en exportaciones de servicios «blue» por parte de freelancers. Se estima que alrededor de 200 mil personas trabajan en la industria sin estar registradas, lo que podría comenzar a solucionarse con esta nueva normativa.

Fuente: Filo News

Día Mundial Sin Tabaco: 8 millones de personas mueren cada año por fumar

Tremendo piropo de Tini Stoessel a Rodrigo de Paul