in

El Gobierno se despegó de las acusaciones de Matías Kulfas

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo que «no comparten los conceptos» vertidos por el ahora exministro de Desarrollo Productivo en su carta de renuncia.

Gabriela Cerruti, portavoz de la Presidencia

El Gobierno salió a despegarse de las acusaciones vertidas por el ahora exministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas en su texto de renuncia contra el kirchnerismo. Lo hizo a través de la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

«El Gobierno Nacional rechaza las acusaciones vertidas por Matías Kulfas en su carta de renuncia y no comparte los conceptos sostenidos en ese sentido», escribió la funcionaria en su cuenta de Twitter, horas después de conocido el texto de 14 páginas con el que Kulfas le puso punto final a su gestión.

Además, la funcionaria explicó que «el presidente Alberto Fernández está convencido de la necesidad de seguir trabajando por la unidad de la coalición de gobierno, construyendo acuerdos en la diversidad y gobernando con plena transparencia en todas las áreas.

Luego de un agitado fin de semana, marcado por la renuncia de Kulfas, que había sido pedida por Alberto Fernández luego de que Cristina de Kirchner acusara al por entonces ministro de difundir un off en su contra, el economista dio a conocer este lunes los motivos de su salida.

«Vine a darle un abrazo al Presidente, a quien tengo un afecto personal y traerle la renuncia, es todo lo que tengo para decirles», sostuvo Kulfas, quien será reemplazado por Daniel Scioli, en breves declaraciones a los periodistas acreditados en la Casa Rosada, luego de despedirse del mandatario.

La crisis interna se desató el viernes, tras el acto en Tecnopólis por los 100 años de YPF. Allí se reencontraron Cristina de Kirchner y Alberto Fernández y, si bien fue moderado, hubo fuego cruzado entre los principales jugadores de la coalición gobernante.

Allí, Cristina le reclamó al Presidente que usara «la lapicera» en favor de los más necesitados. “El que quiera gobernar la Argentina sin tensiones ni conflicto, que se postule a la presidencia de Suiza”, disparó, y cuestionó detalles en la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

Esos dardos fueron teledirigidos a Kulfas, uno de los funcionarios que más irritaron a ala kirchnerista del Frente de Todos. Al día siguiente, un mensaje en off enviado desde el Mininsterio de Producción a la prensa sostenía: «La lapicera la tienen que usar los funcionarios de Cristina, que fijaron las condiciones para darle la construcción de las cañerías del gasoducto de Vaca Muerta a Techint».

El mensaje llegó a la Vicepresidenta, quien expuso la situación en las redes sociales y dejó al economista y amigo de Alberto Fernández al borde del abismo. Fue el propio presidente quien horas más tarde, ya sin posibilidad de sostenerlo en el cargo, le pidió la renuncia.

FUENTE: Filo news

Turista murió sepultado por un alud en un hotel de Bariloche

Recuperan una motocicleta de alto valor economico