in

El momento en el que dos hinchas se arrojaron desde un puente al micro descapotable de la Selección: uno fue rescatado por los jugadores y el otro cayó al vacío

En medio de los desenfrenados festejos durante la caravana de los campeones del mundo se produjeron hechos insólitos en los que las personas pusieron en riesgo sus vidas.

La locura desbordante de los fanáticos argentinos en la llegada de los campeones del mundo al país para celebrar la obtención del Mundial de Qatar 2022 no tiene límites. Se calculan que 5 millones de personas se volcaron a las calles para recibir a la Scaloneta y se amontonaron para ver de cerca a sus ídolos, incluido el capitán, Lionel Messi.

Una de las situaciones más insólitas y peligrosas ocurrió cuando el micro descapotable que transportaba a los futbolistas de la Selección pasó por debajo de un puente peatonal en el inicio de la caravana de los campeones. Rodeado de una multitud, mientras el vehículo transitaba a paso de hombre por la autopista Riccheri rumbo a la Capital Federal, dos personas se arrojaron al interior de la unidad.

A pesar de la advertencia de algunos de los jugadores en los que se veía al volante Thiago Almada, un hombre cayó dentro del micro y fue rescatado por los futbolistas mientras que el segundo no tuvo la misma suerte y, luego de pisar la parte trasera del ómnibus, perdió el equilibrio y terminó en el pavimento.

Más temprano, luego de la llegada al aeropuerto en la madrugada del martes, otro aficionado albiceleste se arrojó desde lo alto hacia el interior del vehículo y fue sostenido por los jugadores. Los campeones del mundo lograron capturar al hincha y lo subieron al micro, impidiendo que cayera al vacío. La imagen se hizo viral.

Una verdadera marea humana se movilizó desde distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires y alrededores primero hacia el predio de la AFA, donde partió la caravana de los campeones. El plantel arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza a las 2.23 AM y, tras saludar a la gente que acampó en los alrededores, se fue a descansar a la concentración. Luego del desayuno, el transporte comenzó a desplazarse hacia la Capital Federal, a paso de hombre, por la autopista Riccheri.

La escena del hombre que se arrojó al micro es una de las tantas secuencias peligrosas que se vieron en el día de los festejos. Otros simpatizantes se subieron a los techos de las paradas de colectivo, postes de luz, árboles, semáforos, comercios y hasta a la punta del Obelisco, poniendo en riesgo sus vidas.

«Noche Mágica de Navidad»: el evento que se llevará a cabo en el Parque de la Familia Sur y Norte

En plena caravana, a un vendedor ambulante se le cayó su mercadería y los hinchas lo ayudaron a recuperarla