in

El Presidente habló de la fiesta en Olivos: “Fabiola convocó a sus amigos a un brindis que no debió haberse hecho y lamento que haya ocurrido”

En un acto en Olavarría, el Presidente Alberto Fernández hizo mención a las fotos del encuentro que se llevó a cabo en la Quinta en pleno aislamiento. “Viví todo ese tiempo en un gran vértigo”, afirmó.

En medio del escándalo por las visitas VIP a Olivos y tras la difusión de la foto del festejo de cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez en plena cuarentena estricta, el presidente Alberto Fernández afirmó este viernes: “Fabiola convocó a una reunión con sus amigos y a un brindis, que no debió haberse hecho. Lamento que haya ocurrido, no va a volver a ocurrir”.

El mandatario – que encabezó un acto en la ciudad bonaerense de Olavarría por la ampliación de beneficiarios del Régimen de Zona Fría – se refirió así por primera vez a la imagen en la que se lo ve junto a su esposa y otras 10 personas celebrando en un espacio cerrado de la residencia presidencial: sin barbijo ni distancia social, en clara violación de las restricciones y cuidados sanitarios impuestos por el Gobierno en aquellos días de julio de 2020.

“Debí haber tenido más cuidados, y no los tuve”, dijo el Presidente luego de responsabilizar a su esposa por la reunión social en Olivos.

“Les voy a pedir un permiso, que me dejen reflexionar con ustedes algunas cosas que tengo la necesidad de decir. Los pibes más jóvenes que me conocen dicen que no soy un careta, nunca quise esconderme detrás de nadie para dar la cara”, había abierto su discurso el Presidente. “Néstor (Kirchner) decía que somos gente común con responsabilidades importantes. Abrazamos un desafío muy difícil, sabíamos el país que nos dejaban, y apareció la pandemia y nos exigió muchas restricciones. Le pedí a muchos argentinos que nos acompañaran, porque era necesario cuidarnos, preservar la salud”, dijo antes de pedir disculpas.

“Olivos se convirtió en una ciudad. Iban gobernadores, diputados, empresarios, gente que tenía problemas por la pandemia y merecían ser recibidos. Viví todo ese tiempo en un gran vértigo, que me hizo tener reuniones no con 10 personas, sino con 100 personas”, siguió.

Aunque en los últimos días había negado la existencia de una reunión social en Olivos, el mandatario agregó: “Todos supieron quienes entraron porque nosotros lo contamos. No ocultamos nada, nada debo ocultar”. “Lamento lo que ocurrió, no va a volver a ocurrir”, dijo y agradeció los aplausos de los presentes: “No saben lo que bien que le hace a uno recibir la comprensión de hombres y mujeres”.

Hasta ahora, solo habían hablado sobre la cuestión el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, que calificó la fiesta como un “descuido” y sostuvo que se cometió “un error”. Y el el exjefe de Gabinete del kirchnerismo, Aníbal Fernández, que también le echó la culpa a la primera dama por haber organizado la fiesta: ¿Qué va a hacer Alberto, cagarla a trompadas a Fabiola?”, dijo.

El Presidente estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro. La candidata a diputada del Frente de Todos en la Provincia, Victoria Tolosa Paz, participa de forma virtual. Antes de la palabra presidencial, Massa y Kicillof, en modo campaña, criticaron la “herencia recibida” del Gobierno de Cambiemos y pidieron el voto. “Ayúdennos, no volvamos para atrás”, pidió el titular de la Cámara baja.

El gobernador bonaerense, por su parte, hizo una selección poco cuidada de sus palabras: “No estamos en condiciones de festejar en un contexto de tantas dificultades por la pandemia. Pero estas elecciones son la puerta de salida de esta pesadilla. No se puede salir para atrás”.

Telecom suma a su portfolio IBM Cloud para acompañar a las empresas argentinas en su transformación digital

Colonia Cunícola incorporó cabritos y corderos a su línea de productos