in

Insólito crimen en Santiago del Estero: lo mató de dos trompadas por robar la vaca de su padre y hacer un asado

Un kiosquero acusó a un cliente por el hurto de una cabeza de ganado y lo asesinó con dos golpes certeros. El episodio ocurrió en la ciudad de Campo Gallo.

Un kiosquero mató de dos trompadas a un cliente por robar y comer una vaca que era de su padre. El insólito homicidio ocurrió en Campo Gallo, en la provincia de Santiago del Estero.

El acusado fue identificado como Mario Tévez y la víctima como «Vicón» Martínez. «A este lo voy a hacer cagar, se ha comido una tamberita de mi papi», habría dicho Tévez antes del crimen.

El episodio tuvo lugar el pasado 11 de marzo en la ciudad ubicada a un poco más de 200 kilómetros de la capital. El cuerpo de Martínez fue encontrado al día siguiente a pocos metros del kiosco donde habría tomado cerveza junto a los hermanos Mario y Osvaldo Tévez, entre otras personas.

La secuencia del conflicto empezó cuando Mario Tévez acusó a Martínez de haberle robado una vaca a su padre y de haberla comido. En ese momento, Martínez se incorporó y Tévez le pegó la primera trompada.

El hermano de Mario Tévez, Osvaldo, trató de frenarlo pero este volvió a asestar a Martínez, que cayó al suelo y quedó inmóvil. Luego, Tévez lo arrastró a la calle y lo dejó tirado.

Por el crimen, fueron detenidos los hermanos Mario y Osvaldo Tévez, Oscar Navarro y José Luis Gorosito, que se encontraban con Martínez al momento del insólito asesinato. Están acusados del delito de “homicidio agravado por concurso premeditado de dos o más personas”.

La Rioja se prepara para Semana Santa

Solicita ayuda para su madre: se le incendió la casa y perdió todo