in

La Cámpora apunta a la custodia de Cristina Kirchner y pide regular el contacto con la militancia

En la organización que comanda Máximo Kirchner hay malestar con Aníbal Fernández por el accionar de los responsables de la seguridad. “Con que un agente no se agache ante un agresor es un avance fundamental”, le dijo a TN un dirigente K que cuestionó el fallido operativo en Recoleta.

“No te olvides que la última computadora del Conectar Igualdad la entregó hace 7 años, hay chicos de 20 años que cuando ella dejó el Gobierno tenían 13. Se olvidan todo, el apoyo nos sorprendió, muchos teníamos dudas”. La frase pertenece a un dirigente de extrema confianza de la Vicepresidenta que acepta que en el propio seno de La Cámpora había incertidumbre sobre cómo podría reaccionar la militancia ante una posible condena de la funcionaria.

Quienes compartieron charlas con Cristina Kirchner en los últimos días dicen que este apoyo le había generado buenas sensaciones. “Recuperó toda la centralidad”, repetían. Pero en una de las tantas caminatas desde el auto de la custodia hasta la puerta de su departamento en Recoleta el jueves por la noche pasó algo inesperado y causó conmoción.

Fernando Andre Sabag Montiel, un brasileño de 35 años radicado en la Argentina desde 1993 sorteó la nula seguridad de la custodia de la Vicepresidenta y le apuntó con una Bersa calibre 32 directamente en la cabeza. Gatilló dos veces y la bala no salió.

La Cámpora critica el accionar de la custodia de Cristina Kirchner y pide repensar los movimientos de la Vice
Hasta ese momento nadie en el entorno de la Vicepresidenta había pensado con seriedad que esos escenarios de efervescencia de la militancia kirchnerista se podrían convertir en un ámbito para que alguien intentase asesinar a la Vicepresidenta. Pero ocurrió y en el seno de La Cámpora comenzó a discutirse la necesidad de modificar la manera en la que Cristina Kirchner se contacta con la gente.

“Entiendo que no va a ser una solución tan radical como que deje de tener contacto directo, pero ya con que un agente de seguridad no se agache ante un agresor es un avance fundamental”, le dijo a TN un dirigente K. La crítica apunta a la custodia de la Policía Federal que tiene Cristina Kirchner y al ministro de Seguridad Aníbal Fernández.

Los altos mandos de la agrupación que comanda Máximo Kirchner están muy molestos con la manera en la que se desenvolvieron los custodios de la Vicepresidenta. Entienden que es imposible que Cristina Kirchner deje de tener cercanía con su militancia, pero plantean la necesidad de repensar su custodia. Al cierre de esta nota, este medio había consultado al Ministerio de Seguridad para saber si se pensaba cambiar la estructura de agentes que cuidan a Cristina Kirchner y su familia, pero no había definiciones al respecto.

Desde hace semanas que Cristina Kirchner tiene la centralidad absoluta del Gobierno y tras el atentado toda la Casa Rosada se encolumnó detrás de su figura en un pedido unánime para esclarecer el ataque y defender la democracia.

Las vigilias en favor de Cristina Kirchner que se convirtieron en el escenario para llevar adelante el ataque
Semanas atrás se había iniciado una vigilia en la puerta del departamento que Cristina Kirchner tiene en Recoleta. Cientos de militantes la esperaban para saludarla antes de que ingresara a la propiedad y fue ese el escenario elegido por el atacante para llevar adelante la maniobra.

No solo La Cámpora lanzó cuestionamientos internos hacia Seguridad. En su cuenta de Twitter, Juan Grabois escribió: “La protegió Dios. La policía no. Ahora nos toca a nosotros cuidarla”. Por su parte, el propio senador Oscar Parrilli dijo que el episodio del jueves “pone un interrogante de cómo tiene que seguir” y agregó que se deben aplicar “cambios en las conductas en las que ella se movía”

Desde que Cristina Kirchner volvió al poder, la custodia de la Vice creció un 100%: pasó de tener 50 custodios en 2019 a los 100 actuales. Se trata de una custodia encabezada por Diego Carbone y que trabaja bajo la modalidad denominada 24×48, es decir, 24 horas de trabajo y 48 horas de descanso. Todos los agentes se dividen en tres turnos para garantizar la seguridad de la funcionaria durante todo el día, incluido los fines de semana.

Una de las modalidades de trabajo de los custodios de Cristina Kirchner es el denominado “anillo de los 5″, es decir, cinco agentes que deben estar permanentemente con la Vicepresidenta.

7 mil riojanas y riojanos se manifestaron por la paz social, la armonía y la unidad de la Nación

La fuerte autocrítica de Los Pumas tras la dura derrota ante los All Blacks: “No nos puede pasar esto”