in

La potencia de los anticuerpos de la Sputnik V crece seis meses después de la aplicación

Así lo dio a conocer un estudio coordinado por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. El titular de la cartera, Nicolás Kreplak, participó como coautor.

Este miércoles se dio a conocer un estudio que comprobó que la potencia neutralizante contra el COVID-19 de la vacuna Sputnik V aumentó luego de seis meses de aplicada la vacuna.

El mismo fue llevado adelante por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires a través de un seguimiento durante medio año a 1.800 personas vacunadas en territorio bonaerense con el inoculante desarrollado por el Instituto Gamaleya.

Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora superior del CONICET, fue quien estuvo al frente de la investigación y declaró: “Si bien los anticuerpos disminuyen en cantidad, lo que pudimos observar en este estudio es que la calidad y la potencia neutralizante de los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 original y las variantes aumentan con el paso del tiempo a partir de la primera dosis de Sputnik V”.

Según la investigadora, este hallazgo, que se publicó como preimpresión en medRxiv y será difundido más adelante en una revista científica revisada por pares, se explica porque “esos anticuerpos atraviesan un proceso gradual de maduración que aumenta su calidad para bloquear al virus e impedir la infección. Consideramos que los resultados de nuestra investigación van a dar tranquilidad a la población”.

Además, Gamarnik y sus colegas midieron el efecto de la vacuna contra distintas variantes de preocupación o interés que circulan en Argentina y en otras partes del mundo, entre ellas la Delta. Sobre esta cepa, Jorge Geffner, quien participó en la coordinación del estudio y es investigador superior del CONICET en el Inbris, afirmó que se “observó un escape menor por parte de la variante Delta a los anticuerpos producidos tras la vacunación con Sputnik V”.

Esto quiere decir que los anticuerpos son capaces de bloquear la infección causada por esta variante que origina mucha preocupación en este momento.

El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, también participó de la investigación como coautor de la misma. Tras los resultados, declaró: “En este estudio de seguimiento a largo plazo de personas vacunadas con Sputnik V se observa un mantenimiento a los seis meses de los niveles de anticuerpos neutralizantes, es decir, aquellos capaces de producir el bloqueo más potente de la actividad viral alcanzan un pico a los 42 días que vimos que se mantenía a los 120 y a los 180 días. Aún a pesar de un descenso de la cantidad global de anticuerpos, la respuesta inmune se perfecciona y la capacidad neutralizante se sostiene indemne en ese período para las diferentes variantes, incluyendo la delta”.

Día del Peluquero: “Gracias al gobierno provincial hemos podido solventar gastos durante el tiempo duro de pandemia”

Santiago Azulay: “Quince provincias en Argentina declararon crisis hídrica, esto nos habla de que algo está pasando en el planeta”