in

La querella de la Vicepresidenta pidió «medidas de prueba urgentes» en relación a Milman

El diputado Gerardo Milman, también denunciado por enriquecimiento ilícito, es investigado a raíz de la declaración de un testigo que dijo haberlo escuchado hablar de lo que iba a ocurrir el 1 de septiembre, antes del atentado que cometió Fernando Sabag Montiel.

La querella de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió «medidas de prueba urgentes» en la causa que investiga el intento de homicidio cometido en su contra el 1 de septiembre último, ante una «serie de acontecimientos que refuerzan, indudablemente, la línea de investigación vinculada con Gerardo Milman».

Los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal, apoderados de la Vicepresidenta, presentaron un escrito ante la jueza que instruye la causa, María Eugenia Capuchetti, en relación a una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito presentada contra el diputado del PRO, según el texto al que tuvo acceso Télam.

En esa denuncia se describe un entramado de relaciones que vincularían a una socia de una secretaria del diputado del PRO con Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, detenidos por el intento de magnicidio contra la exmandataria.

Milman es investigado en la causa a raíz de la declaración de un testigo que dijo haberlo escuchado hablar de lo que iba a ocurrir el 1 de septiembre frente a dos empleadas suyas, en una mesa de la confitería «Casablanca» , cercana al Congreso Nacional, antes del atentado que cometió Fernando Sabag Montiel.

«Cuando la maten, yo estoy camino a la Costa» habría dicho Milman el 30 de agosto en el bar, según declaró el testigo, asesor de un diputado del Frente de Todos (FdT).

La semana pasada Milman presentó un escrito en la causa en la que negó haber pronunciado la frase que se le atribuyó y denunció por falso testimonio al testigo.

Denuncia y pedido de pruebas:

La querella de la Vicepresidenta pidió ahora medidas de prueba porque se conoció una denuncia contra Milman por presunto «enriquecimiento ilícito y lavado de dinero» que también involucraría a una de las secretarias que estuvo ese día en la confitería y declaró como testigo en Comodoro Py 2002 para negar los hechos.

«En concreto, se presentó una denuncia por un presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero que involucraría tanto a Gerardo Milman como a quien fue testigo en este proceso, Carolina Gómez Mónaco. También fue denunciada su hermana, Daniela Gómez Mónaco», se puntualizó en el escrito presentado por los letrados que representan a la Vicepresidenta

La querella aludió a un «entramado» que «no parece ser una coincidencia», y señalaron que Milman «designó a Carolina Gómez Mónaco, quien no tenía ningún antecedente en la materia, como titular de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito, parte de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal».

La hermana de la aludida, Daniela, «fue designada como jefa de administración» del organismo y «era entonces, quien manejaba los fondos reservados de la dependencia»

«Increíblemente, pocos días después de su designación», Carolina López Mónaco constituyó una sociedad con un hombre llamado Fenando Daga, «Luxa Estética»

«Aparentemente este emprendimiento habría sido financiado con fondos reservados y, además, funcionaría como un mecanismo de lavado de dinero», advirtieron los letrados

Por otro lado, consideraron «preocupante» que se «muestra el presunto carácter delictivo de una testigo que declaró de un modo ostensiblemente falso» y que «hasta se contradijo con su compañera de trabajo, Ivana Bohdziewicz», quien también declaró en la causa

En el mismo lugar donde funcionaba «Luxa Estética», advirtió la querella, tiene sede «Top Studio Obelisco», academia de danzas y fitness, de Carolina Gómez Mónaco y María Mroue.

«Mroue no es, ni más ni menos, que la periodista a cargo del programa en el que hicieron sus primeras apariciones Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte», los dos acusados y procesados con prisión preventiva por el intento de magnicidio.

Todo lo reseñado, da a lo relatado por el testigo que consignó lo ocurrido en la confitería Casablanca «una entidad probatoria enormemente superior» y su testimonio «adquiere otra fuerza», subrayó la querella.

«La persona a la que le hablaba Milman (Gómez Mónaco) tenía -ahora sabemos- un vínculo con alguien con contacto directo con Sabag Montiel y Uliarte, quien se encargó de llevarlos a la televisión», agregaron los abogados Ubeira y Aldazábal.

Los abogados advirtieron que «hay fuertes indicios de que Mroue sería el vinculo entre Sabag Montiel y Uliarte, por un lado y Milman y Gómez Mónaco, por el otro», concluyeron.

FUENTE: Télam

Francisco viaja a Bahréin con mensajes sociales y de paz para el Golfo Pérsico

Un turista murió aplastado por un trozo de hielo que se desprendió del techo de una cueva