in

Los piqueteros vuelven a Plaza de Mayo y amenazan con hacer el primer acampe contra Sergio Massa

Tras la asunción del nuevo ministro de Economía, los movimientos sociales nucleados en la Unidad Piquetera se movilizarán el miércoles frente al Palacio de Hacienda y la Casa Rosada.

Al nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, no le espera un clima social calmo. Mientras crece la tensión entre los movimientos sociales oficialistas, las organizaciones sociales de izquierda nucleadas en la Unidad Piquetera ya definieron su primera medida de lucha contra la nueva gestión económica nacional: se movilizarán el próximo miércoles a Plaza de Mayo y amenazan con realizar un acampe.

Los movimientos piqueteros ya habían protestado frente a la Casa Rosada y el Palacio de Hacienda el jueves pasado, en otra jornada de caos de tránsito en la Ciudad de Buenos Aires. Ese mismo día, el Gobierno confirmó que Sergio Massa encabezaría un ministerio de Economía reforzado, en reemplazo de Silvina Batakis, que había ocupado el puesto apenas 23 días. De hecho, hasta ese momento, las organizaciones sociales pedían una reunión con Batakis.

Una semana más tarde, este jueves, los referentes de la Unidad Piquetera -integrada por decenas de organizaciones, entre ellas el Polo Obrero y Barrios de Pie- se acercaron al Ministerio de Economía para solicitar formalmente una audiencia con el nuevo ministro de Economía, que había jurado en el cargo 24 horas antes.

Luego presentar la carta en el Palacio de Hacienda, definieron medidas. “Resolvimos movilizar el 10 de agosto a Plaza de Mayo. Con permanencia. Es posible un acampe”, indicó a TN la referente de Barrios de Pie-Libres del Sur, Silvia Saravia.

“Vamos a movilizar con permanencia esperando a que Sergio Massa nos reciba”, señaló en el mismo sentido, Eduardo Belliboni, del Polo Obrero.

Los movimientos sociales opositores al Gobierno reclaman una recomposición del ingreso mediante el aumento del salario mínimo vital y móvil, y un bono de $20.000 de emergencia para jubilados de la mínima, monotributistas, beneficiarios del Potenciar Trabajo y trabajadores informales.

Minutos después de asumir como ministro de Economía, Massa realizó un anuncio que generó ruido con las organizaciones sociales. “Encararemos una política de reordenamiento de los planes sociales durante los próximos 12 meses, poniendo foco en 3 ejes: vuelta al mercado de trabajo, fortalecimiento de trabajo asociativo y cooperativo y protección de los argentinos que viven en situaciones de vulnerabilidad”, sostuvo.

En esa línea, ratificó que el 15 de agosto comenzará una auditoría de los programas sociales: la realizarán las universidades y está promovida por el Ministerio de Desarrollo social. A partir de esa información que se recopile, Massa aseguró que “quien no cumpla” con los requisitos y compromisos que impone cada plan “recibirá la suspensión del plan”.

Las organizaciones piqueteras también protestarán contra lo que consideran un nuevo “tarifazo”. Massa preanunció un nuevo esquema de subsidios para la energía eléctrica y el gas natural en el que habrá un tope de consumo.

En el caso de la luz, los usuarios que superen un tope de 400 kWh mensual deberán pagar la tarifa plena, sin aportes del Estado, sobre el consumo que se exceda. En los movimientos indican que, por deficiencias estructurales, los sectores de bajos ingresos en muchos casos consumen por encima de ese límite.

Tensión entre los movimientos sociales oficialistas
Los primeros anuncios de Sergio Massa también hicieron ruido en la propia interna de los movimientos sociales oficialistas. El Frente Patria Grande de Juan Grabois manifestó decepción y convocó a su militancia a “rediscutir” su pertenencia al Frente de Todos, lo que podría implicarle al bloque del oficialismo en Diputados la pérdida de tres legisladores.

Por otra parte, Daniel Menéndez, de Somos Barrios de Pie, y Fernando “Chino” Navarro, del Movimiento Evita, respaldaron públicamente la asunción del nuevo ministro de Economía. El líder de la Corriente Clasista y Combativa y diputado nacional Juan Carlos Alderete mantiene una distancia mayor, pero advirtió -a diferencia de Patria Grande- que prefiere “dar la pelea desde adentro”.

Somos Barrios de Pie, el Movimiento Evita y la CCC conforman el poderoso grupo de organizaciones conocido como el trío o triunvirato de San Cayetano. Mientras siguen las presiones y cruces internos, también preparan una importante muestra de fuerza.

Con la UTEP -que nuclea a esas y otras organizaciones sociales oficialistas-, el próximo domingo 7 de agosto, justamente por el día de San Cayetano, intentarán realizar su movilización más grande de los últimos años.

Avión venezolano-iraní: la DAIA asegura que el piloto está vinculado con el “transporte de armas o personas”

Un jubilado fue golpeado salvajemente con una pala: le robaron una garrafa y herramientas