in

Martín Guzmán aseguró que el Gobierno trabaja para bajar la inflación

El ministro de Economía dijo que “están construyendo” condiciones para que se produzca un descenso en el IPC y remarcó la importancia de la acumulación de divisas para lograr estabilidad macroeconómica.


El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el Gobierno está «construyendo las condiciones» para que se produzca un descenso de la tasa de inflación mensual y remarcó cómo «fundamental» la acumulación de reservas para lograr la estabilidad macroeconómica.

«Estamos construyendo las condiciones para que la tasa de inflación mensual siga bajando», dijo Guzmán en diálogo con una radio porteña, al momento que anticipó que la inflación de mayo será menor a la registrada en abril.

Según puntualizó el ministro, en la actualidad la Argentina «transita una senda de recuperación económica muy fuerte con generación de empleo» y que «está resolviendo problemas muy graves que eran fundamentales de hacerlo para que podamos seguir en esta senda y también para poder atacar el problema de la inflación»

En este sentido, destacó la «complejidad» de la coyuntura mundial con la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania, por lo que sostuvo que necesidad de «hacer ciertas cosas que son las que estamos trabajando para atacar esa problemática».

«Por un lado hay un componente interno y otro de inercia, por la costumbre en el proceso inflacionario que la propia dinámica económica le da persistencia al fenómeno y eso es lo primero que tenemos que romper», dijo el funcionario.

Para lograrlo lo «más importante es tener una política macro consistente, lo que quiere decir que lo que hacemos desde la política fiscal y monetaria tiene que ayudar al país a juntar reservas, dólares, porque cuando faltan hay más inflación y no se puede sostener la recuperación», enfatizó.

«Eso es fundamental y nosotros marcamos un absoluto compromiso con un programa económico que entre los objetivos a los que apunta está ese y que eso nos permita que en 2023 que la economía siga creciendo y generando empleo y que las expectativas se vayan calmando y la inflación reduciendo», sostuvo.

También indicó que quienes pagan tarifa social de electricidad tendrán un aumento anual del «21 y algo por ciento» cuando el coeficiente de valuación salarial era del 40%; «por lo que hay una reducción del peso de las tarifas sobre los salarios».

El segmento intermedio «que no paga tarifa social pero consideramos que no tienen capacidad económica para hacer frente al costo pleno de la tarifa», la actualización del coeficiente arroja un 80% pero se implementará un incremento del 42,7% «por debajo de los salarios».

Agregó que «la segmentación se va a instrumentar mediante un decreto que determine que la autoridad de aplicación es la Secretaría de Energía» oficina que «va a determinar los criterios específicos de la segmentación».

Lula da Silva dijo que Volodimir Zelensky “es tan responsable como Putin” por la invasión a Ucrania

Francisco enviará al canciller a Kiev e insiste con el pedido de diálogo