in

Más de 500.000 personas pidieron mantener los subsidios a la energía en las primeras 72 horas de inscripción

Desde el viernes, más de medio millón de hogares usuarios de electricidad y gas por redes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se inscribieron en el Registro de Acceso a los Subsidios (RASE) para no perder la asistencia estatal para las tarifas de ambos servicios públicos. La inscripción permanecerá abierta hasta el martes 26 de julio, por terminación de DNI y también se podrá realizar en las oficinas de la ANSES, aunque debe gestionarse un turno para realizarlo.

La segmentación de tarifas por ingresos y patrimonio fue un compromiso que Martín Guzmán asumió con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al firmar el acuerdo en marzo pasado, como mecanismo para achicar el déficit fiscal. La ministra de Economía, Silvina Batakis, ratificó la medida y puso en marcha el viernes el RASE, a través del cual todos aquellos que no tengan ingresos superiores a $350.000 netos (de bolsillo) por mes y busquen mantener los subsidios lo soliciten.

En paralelo a la puesta en marcha del RASE para los usuarios del AMBA, donde la distribución de luz y gas está regulada por el Estado nacional, desde la Secretaría de Energía avanzarán esta semana en convenios con las provincias y municipios que tienen a cargo esos servicios en el resto del país. La intención oficial es federalizar la segmentación de subsidios, que estaría operativa de manera total para fines de 2022.

Entre los que deben inscribirse, se suman diferentes dudas no solo sobre los datos a completar sino también acerca del cálculo de ingresos, los plazos para pedir mantener el subsidio o desde cuándo y en qué nivel se sentirá el impacto de la quita de subsidios para quienes los pierdan.

Casi el 60% de los medicamentos básicos aumentaron por encima de la inflación

Drogaron, secuestraron y abusaron de una joven durante 24 horas: la rescataron a minutos de ser asesinada