in

Más de 7 mil gauchos desfilaron en honor a Güemes, a 201 años de su muerte

Agrupaciones tradicionalistas de Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Jujuy, Mendoza, San Juan, La Rioja, Salta y Santa Cruz, entre otras, llegaron a Salta para participar del desfile. «Es un día muy importante para los salteños y los argentinos, de mucha emoción», dijo el gobernador Gustavo Sáenz, quien encabezó las actividades oficiales.

Foto: Javier Corbalán

Más de siete mil gauchos de distintas localidades del país desfilaron este viernes en la ciudad de Salta a 201 años del fallecimiento del general Martín Miguel de Güemes en un acto donde el gobernador Gustavo Sáenz afirmó que es un ejemplo «para seguir en la dirección que nos conduzca a una sociedad más justa, más digna y más humana».

«Es un día muy importante para los salteños y los argentinos, de mucha emoción», dijo Sáenz, quien encabezó las actividades oficiales por el 201 aniversario de la muerte del general Güemes que se conmemora en Argentina con un feriado nacional como el Día de la Libertad Latinoamericana.

El mandatario salteño agregó que Güemes es «el ejemplo de nuestro héroe nacional es el norte al que debemos mirar para seguir en la dirección correcta, que nos conduzca a una sociedad más justa, más digna y más humana».

«Dejó su huella en la provincia y en el país, dando su vida para defender la soberanía y la libertad de nuestro pueblo», expresó y sostuvo que «hoy más que nunca el general Güemes es Argentina».

Las actividades comenzaron en el Panteón de las Glorias del Norte, ubicado en la Catedral Basílica de la ciudad de Salta, donde descansan los restos del general.

Hasta allí llegó Sáenz, acompañado por el jefe del Estado Mayor General del Ejército, general de División Guillermo Olegario Pereda; el vicegobernador Antonio Marocco; la intendenta de Salta, Bettina Romero; y otros funcionarios provinciales y legisladores.

Tras la colocación de ofrendas, en una ceremonia encabezada por el arzobispo Mario Cargnello se realizó una invocación religiosa y luego las autoridades se trasladaron al pie del monumento al general.

Allí, el gobernador encabezó la revista de tropas, saludó a la agrupación «17 de Junio», y se izaron las banderas Argentina y de Salta, para dar paso a la colocación de ofrendas y a un toque de silencio.

Luego, ingresaron la Virgen Peregrina y el Pretal de Plata de Güemes, un accesorio de la montura que le perteneció al héroe nacional y que es custodiado por Los Infernales (un ejército de gauchos de la provincia), en el Museo Histórico del Regimiento de Caballería de Exploración 5 General Güemes.

Posteriormente, se cantaron el Himno Nacional y el himno a Güemes.

El presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, Francisco Aráoz, pidió honrar la memoria del general salteño y comentó que «después de casi tres años de pandemia, que todavía sigue acechando, volvemos a reencontrarnos los salteños y los argentinos».

«Venimos hoy a conmemorar un nuevo aniversario de la muerte de Martín Miguel de Güemes. Superamos el año del bicentenario, donde tuvimos muchísimas idas y vueltas», pero en el que «sus gauchos, su pueblo, salieron de forma espontánea a conmemorarlo y honrarlo, que es el mayor de los homenajes».

Para Aráoz, en Salta «no existen grietas» en esta fecha sino que «se enarbola el sentimiento de la Patria y de la Argentina como lo rezaba Martín Miguel de Güemes, que estaba orgulloso de su ejército, de sus infernales».

«Cuando rechazó la ayuda médica, la fortuna y todo lo que se le ofreció, Güemes sabía que sellaba su destino, pero nunca dudó de regalarnos la Patria», expresó.

Tras recordar que «Güemes nació y se crió en Salta, se formó como cadete y como militar», resaltó que «fue el primer gobernador elegido por el clamor del pueblo y nos ha dejado toda su obra para que hoy tengamos esto que tanto queremos y que llamamos Argentina».

Tras la palabra de Aráoz, comenzó el tradicional desfile, que no se pudo realizar durante los dos años anteriores por la pandemia de coronavirus, y contó con el paso de instituciones educativas y civiles, y de efectivos de fuerzas militares y de seguridad.

Asimismo, pasaron frente al monumento los más de siete mil gauchos montados a caballo de distintos fortines de toda la provincia y de otras localidades para rendirle honores al general Güemes.

Agrupaciones tradicionalistas de Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Jujuy, Mendoza, San Juan, La Rioja, Salta y Santa Cruz, entre otras, llegaron a Salta para participar del desfile, que fue presenciado por una gran cantidad de público, entre ellos muchos turistas.

El jueves por la noche se realizó en el monumento al héroe gaucho nacional la tradicional Guardia bajo las Estrellas, en una ceremonia presidida por el gobernador y la participación de la banda de música del Regimiento de Caballería General Bonifacio Ruiz de los Llanos, tras lo que se ejecutó un toque de silencio y se realizó el relevo de guardia por parte de Los Infernales de Güemes, que hoy forman parte del Regimiento de Caballería de Exploración de Montaña 5.

Tras el acto oficial, Sáenz recorrió los fogones y saludó a los integrantes de los diferentes fortines que realizaron la Guardia bajo las Estrellas, rememorando la vigilia que hicieron los gauchos en 1821, acompañando al general en sus últimas horas de vida, durante su agonía de diez días, tras ser herido de bala por tropas realistas.

Güemes nació el 8 de febrero de 1785 y murió el 17 de junio de 1821. Fue el único general del proceso independentista muerto en combate.

Fue militar de carrera y lideró en el norte un ejército de gauchos con estrategias que permitieron detener el avance español sobre Salta y evitar las invasiones realistas hacia el resto del país.

De esta manera, Güemes se constituyó en una figura central de la guerra por la independencia argentina, por lo que fue reconocido como héroe nacional y, desde 2016, el 17 de junio quedó incorporado al calendario de feriados nacionales.

FUENTE: Telam

Una participante de “La Voz Argentina” podría quedar afuera por sus videos eróticos

Detuvieron a una banda cuando se disponía a robar autos de alta gama de un garaje