in

Murió el juvenil de Barracas Central baleado por policías

Lucas González, de 17 años, recibió un disparo en la cabeza. Iba en un auto junto a otros tres adolescentes, cuando fueron interceptados por uniformados de civil que abrieron fuego. Los cuatro volvían de entrenar. 

El joven futbolista Lucas González, de 17 años, murió este jueves a la tarde en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, a donde había sido trasladado en gravísimo estado luego de ser baleado por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas.

El deceso del joven fue confirmado por su tío en momentos en que se llevaba a cabo una manifestación en Barracas en reclamo de justicia.

Los padres de Lucas iban a ser recibidos este jueves, a las 19, por el presidente Alberto Fernández en Casa Rosada, aunque se canceló más tarde debido a la conmoción provocada en la familia por la muerte del chico.

“Esto fue gatillo fácil. Simplemente esto. Me lo acribillaron a mi hijo. Le metieron dos balazos en la cabeza. Yo no busqué esto. Quiero justicia por mi hijo”, dijo el papá de Lucas horas antes de confirmarse la muerte.

Lucas González jugaba en las divisiones inferiores de Barracas Central y al momento de ser baleado iba con tres jóvenes que resultaron detenidos aunque fueron liberados poco después.

El episodio ocurrió el miércoles cuando los cuatro jóvenes salían de un entrenamiento y fueron interceptados por un vehículo sin identificación, en el cual iban policías de la Ciudad de Buenos Aires de civil, tras lo cual se produjo una persecución con disparos.

Tres balazos alcanzaron al auto y Lucas recibió un tiro en la cabeza, por lo que fue llevado al Hospital Penna, desde donde luego se lo trasladó al nosocomio de alta complejidad El Cruce, de Florencio Varela.

En un parte médico de ese hospital se informó hoy que el paciente presentaba una situación neurológica “crítica” y su familia había anticipado que desde hacía horas estaba con “muerte cerebral”.

Según la versión policial, un móvil sin identificación intentó identificar a los ocupantes del rodado cuando salía de la villa 21-24 de Barracas, pero aceleraron para darse a la fuga, por lo que se inició una persecución con disparos que culminó en el cruce de Alvarado y Perdriel, donde el joven futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante.

Dos de los jóvenes fueron detenidos en el momento, mientras que un tercero se escapó y más tarde se presentó en la sede de la Comisaría Vecinal 4C junto a su madre y también quedó apresado.

Autoridades provinciales recorrieron Tambería del Inca

Una familia necesitó $ 72.365 para no ser pobre en octubre