in

Polémica: un padre quiere que su hija de 4 años lleve un reloj inteligente y la escuela se opone

Víctor Scollo, padre de la menor, contó decidió colocarle el dispositivo luego de que su hija contrajera coronavirus y la maestra no le avisara que se sentía mal. “Dicen que distrae al resto de los alumnos”, expresó. La respuesta de la escuela y del Ministerio de Educación.

En las últimas horas, el padre de una nena de cuatro años se quejó porque desde el 3 de agosto a su hija no la dejan ingresar al jardín de infantes por llevar un reloj inteligente.

Víctor Scollo, padre de Suki (4), detalló que el conflicto con la Escuela Infantil Nº 6 Distrito Escolar 6, ubicada en el barrio porteño de Balvanera, se originó luego de que decidiera mandar a su hija al jardín con un dispositivo que le permite controlar su temperatura corporal y tener comunicación directa con ella.

“Ella es una persona totalmente sana, pero desde que empezaron las clases -21 de febrero- no hubo una semana que no tuviera algún síntoma. Resfríos siempre. Después tos y gripe. Siempre consultábamos a los médicos, que nos recomendaban no enviarla al jardín”, explicó Scollo a TN.

El hombre de 55 años detalló que su hija, producto de estos cuadros gripales, no logró completar una semana de clases desde que comenzó el ciclo lectivo. “Un día la fui a retirar y la tenían con 38 grados de temperatura. Desde las 12 hasta las 18 con fiebre”, contó Scollo.

Luego continuó: “La maestra me dijo: ‘Ah, si, me llamó la atención que se quedó dormida, que no comió y que le duele la boca’. ¿Por qué no nos llamó? Le toqué la frente y vi que estaba volando de fiebre”.

“Nos enviaron un mail, a mi esposa y a mí, diciéndonos que habían estado llamándonos a ambos celulares y que no se habían podido comunicar. Que no correspondían a abonados en servicio. Otra mentira: con mi mujer seguimos teniendo los mismos números de celular y nunca existió un inconveniente con eso”, indicó Scollo.

Junto a Lourdes, su mujer, decidió comprarle un reloj inteligente a su hija. El aparato le permite comunicarse con ella y también detectar si la temperatura de su cuerpo supera los 37,5 grados.

La prohibición de ingresar al jardín con el reloj inteligente
“El 3 de agosto su maestra nos dijo que no podía ingresar al aula con el reloj. Nos llevaron a una reunión, en donde nos argumentaron que el reloj distrae al resto de sus compañeros y también a ella”, explicó.

Scollo sostuvo que el reloj posee varias funciones. Además de las mencionadas, posee un GPS que la ubica en tiempo y espacio, puede tomar fotografías y activar un micrófono para que él o su mujer escuchen lo que está sucediendo.

“Es mentira que no presta atención o distrae a sus compañeros. Yo escuché dos clases y eso no sucedió. Ella no puede llamar a nadie ni jugar con el reloj. Yo le expliqué que su uso es por si se descompone o siente de manera irregular. Que sepa que mamá o papá la vamos a buscar”, remarcó Scollo.

Ante la negativa de la institución, los padres de Suki requirieron que les entregaran la normativa en la que se detalla la prohibición mencionada: “La normativa no existe. Nunca nos dijeron en dónde dice que ella no puede entrar al aula con ese reloj”, agregó.

Tras el conflicto, las autoridades de la institución junto a las autoridades educativas de la Ciudad de Buenos Aires participaron en una reunión virtual a la que también asistió Scollo. “Se trató de llegar a una solución, pero aún no nos dieron una respuesta. Solo que ella puede ir al jardín, pero sin el reloj. Esta semana no fue”, precisó el padre de la alumna.

“También propuse que me muestren con un video si mi hija distrae a sus compañeros con el reloj. O si no está concentrada. Incluso me ofrecí a firmar un acuerdo en el que me hago cargo del reloj si se daña o se pierde”, relató Scollo.

La Dirección General de Cine presentó el avance de sus proyectos y próximas actividades

Su hijo necesita ser operado de la vista y realizan una tómbola para solventar los gastos