in

Se cumplen 4 años de la marcha en contra del beneficio del 2×1 para delitos de lesa humanidad

Este lunes 10 de mayo, el equipo de «La Mañana de Provincia» dialogó con Analía Kalinec, hija del genocida Eduardo Kalinec, quien habló de la fecha y manifestó una vez más su repudio al fallo de la Corte Suprema por el beneficio otorgado a un represor.

El 3 de mayo de 2017, los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, Elena Highton y Horacio Rosatti, resolvieron habilitar la posibilidad de que un condenado por delitos de lesa humanidad pudiera beneficiarse de la aplicación del 2 por 1 establecido por el artículo 7° de la Ley 24.390.

En base al principio de aplicación de la ley penal más benigna y de ultraactividad de la ley penal, la Corte consideró en aquel fallo que el beneficio del 2×1 era aplicable incluso a crímenes de lesa humanidad, ya que el legislador cuando estipuló dichos derechos en la Ley 24.390 no hizo alusión alguna a su aplicación o no para este tipo de delitos.

El 10 de mayo de 2017 miles de personas marcharon a Plaza de Mayo contra el fallo dictado la semana pasada por la Corte Suprema, que concedió el beneficio del 2×1 a un represor.

Analía, hija de Eduardo Kalinec quien fue condenado a cadena perpetua por sus delitos en la última dictadura, contó por qué se opuso a la libertad de su progenitor. «Que hayan podido juzgar a mi papá y que haya quedado preso eso es lo que me confronta a mi y que me obliga a preguntar porque él había quedado preso», dijo.

En la oportunidad, Analía también expresó que «yo lo sigo viendo a mi papá como mi padre, mi posicionamiento es de cariño también, esperando algo bueno de él ante toda lógica. No volví a hablar con el hasta que en 2017 me inicia un juicio para declararme indigna y excluirme de la familia», lamentó.

La Rioja Basket busca sumar otro triunfo ante Banco Rioja

Lo habría encandilado el sol y colisionó a una motociclista