in

Según una pericia, Lucio Dupuy fue asesinado porque «interfería» en la relación entre su madre y su pareja

Los resultados complicaron aún más la situación procesal de Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Páez.

A casi cuatro meses del asesinato de Lucio Dupuy en la provincia de La Pampa, se conocieron las pericias psicológicas a las que fueron sometidas su madre y la novia, y una de las conclusiones a la que arribó es estremecedora: el brutal asesinato se produjo porque el niño de 5 años «interfería en la convivencia de la pareja».

Por el crimen están detenidas en una cárcel de San Luis Magdalena Espósito Valenti, mamá de Lucio, y su pareja, Abigail Páez. Ambas están imputadas por «homicidio triplemente calificado en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal».

Aunque ninguna de las mujeres declaró o confesó el asesinato, las pericias y las historias clínicas de los ingresos a los hospitales dejaron en evidencia el calvario que padeció el menor. El análisis de los peritos señala que el chico «interfería en la convivencia de la pareja» y que su condición de ser varón generaba desprecio por parte de ambas.

Los resultados de las pericias terminaron siendo concluyentes para la causa, ya que los signos de violencia que Lucio mostraba en su cuerpo fueron muestras importantes para agravar la condena de Valenti y Paéz.

Lucio Dupuy murió el 26 de noviembre de 2021 en La Pampa luego de haber sufrido violencia doméstica. La investigación confirmó que el menor ingresó a diversos hospitales en cinco oportunidades en pocos meses y que todas las heridas que tenía eran de gran magnitud.

Según la autopsia, Lucio se desvaneció y murió antes de llegar al hospital producto de «múltiples golpes», sumado a marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo. Además, la autopsia determinó que el niño había sido víctima de abusos sexuales.

Matan a un periodista estadounidense en un ataque ruso

Paseo del Artesano: «Esta obra tiene un valor simbólico muy importante porque los artesanos han peleado durante décadas para poderse desarrollar»