in

Submarinos, reactores nucleares y satélites, la agenda “paralela” que el Gobierno quiere impulsar con Lula

El “Plan Integración 2023” que la Casa Rosada les presentó a los equipos técnicos del Presidente electo incluye varias iniciativas en materia de defensa y energía atómica.

Alberto Fernández viajó a Brasil para festejar el triunfo de Lula ante Bolsonaro

El plan de integración que el Gobierno le presentó a Lula da Silva tras su victoria en las elecciones de Brasil, además de perseguir objetivos políticos y económicos, también tiene un apartado dedicado a proyectos de Defensa, asuntos espaciales y nucleares.

Según pudo saber TN, el gobierno de Alberto Fernández -por iniciativa de la embajada que conduce Daniel Scioli- le acercó a los equipos técnicos del flamante presidente brasileño la idea de impulsar un acuerdo de Integración Bilateral que le dé un giro a las actuales relaciones entre ambos países, que sufrieron un fuerte desgaste durante la administración de Jair Bolsonaro.

El documento fue entregado por el propio Scioli al excanciller Celso Amorim, muy cercano a Lula. Allí se detallan ejes económicos (financieros, minería, agronegocio, bancos, industrias, comercio, etcétera) y políticos (recuperación de las relaciones presidenciales, cultura, educación, entre otros).

Pero el borrador al que accedió TN -que cuenta con el visto bueno de Alberto Fernández- también contempla acciones conjuntas en materia de Defensa como la posible compra de un submarino brasileño y la puesta en el espacio de dos satélites.

La Argentina busca comprar un submarino brasileño para reemplazar el ARA San Juan:

En el documento se detallan cada una de las iniciativas que la Argentina busca impulsar con el país vecino. Entre estas se destacan:

Tras el triunfo de Lula Da Silva, Daniel Scioli será el encargado de allanar el camino de las relaciones bilaterales con la Argentina
  • Compra de Vehículos de Transporte Blindados Guaraní 6×6 fabricados en Brasil -con componentes hechos en la Argentina- con financiamiento público brasileño. “La incorporación de estos vehículos permitirá avanzar en la integración de nuestras industrias de defensa y en la interoperabilidad de nuestras fuerzas armadas”, dice el documento.
  • Tratativas para comprar un submarino Clase 209 “TUPI” de la Marina de Brasil. En el escrito se detalla que se busca adquirir esta unidad para que la Armada Argentina “recobre en el corto plazo la capacidad submarina y el adiestramiento de submarinistas” tras el hundimiento del ARA San Juan.
  • Conformación en el corto plazo de un Estado Mayor Conjunto Combinado, que “supone una iniciativa inédita en la relación bilateral y la región”.
  • Nuevas posibilidades de cooperación en el sector aeronáutico: “Las empresas argentinas del sector están en condiciones de convertirse en proveedoras de bienes y servicios de la Fuerzas Armadas Brasileñas”.
  • Impulso de la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA) en la identificación de nuevas oportunidades para incrementar su participación en la provisión de componentes del Avión de Transporte Pesado brasileño KC-390 y en la línea de aviación comercial de la empresa EMBRAER.

El Gobierno quiere avanzar en la construcción de un reactor nuclear

  • En el documento se plantea la necesidad de avanzar en la próxima etapa de la construcción del Reactor Multipropósito Brasileño (RMB), central en la asociación estratégica nuclear con Brasil junto con su reactor gemelo en la Argentina RA-10. “Ambos reactores permitirán la producción de radioisótopos medicinales con potencial de proveer molibdeno-99 a toda la región. La empresa INVAP concluyó, junto a la empresa brasileña AMAZUL, la etapa de ingeniería de detalle del RMB. Debería avanzarse en el contrato para su construcción”, suma el paper.
  • Posibilidades para que las empresas argentinas del sector nuclear puedan convertirse en proveedoras de bienes y servicios del Programa Nuclear y el Programa de Desarrollo de Submarinos (PROSUB) de la Marina de Brasil.

La Casa Rosada está interesada en poner en funcionamiento dos satélites con Brasil

  • Concreción del proyecto satelital SABIA-Mar, que prevé la puesta en órbita de dos satélites (uno argentino y otro brasileño) para realizar estudios oceanográficos y costeros.
  • Oportunidades para las empresas argentinas en el sector espacial brasileño y su industria satelital. Recientemente, por ejemplo, se ha aprobado la asignación de recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FNDCT) del Brasil para el desarrollo del proyecto Carponis.

FUENTE: TN

La DGIP convoca a contribuyentes del impuesto sobre los Ingresos Brutos a completar el Formulario Web de Registro

Distintas dotaciones trabajan en combatir las llamas