in

Vallaron el edificio de Cristina Kirchner para evitar concentraciones en su domicilio

El Gobierno de la Ciudad montó un operativo de limpieza intensiva durante la noche del viernes. “Los vecinos necesitan vivir con tranquilidad”, explicó Felipe Miguel. Andrés Larroque repudió la medida y comenzaron a llegar militantes a la zona.

El Gobierno porteño dispuso este sábado un vallado perimetral en las inmediaciones de la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el barrio porteño de Recoleta, lo que generó críticas entre dirigentes del Frente de Todos (FdT).

Según se informó oficialmente, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires dispuso un vallado perimetral en las calles Juncal entre Paraná y Talcahuano; y Uruguay entre Montevideo y Arenales.

En tanto, durante la madrugada, el Gobierno porteño ordenó un operativo de limpieza intensiva, en la intersección de las calles Juncal y Uruguay y en los alrededores, que consistió en el trabajo de 20 barrenderos, un camión recolector y el uso de hidrolavadoras, se informó en un comunicado. Según se indicó, el repaso de limpieza se mantendrá durante el fin de semana.

«Vamos a intentar que se vuelva a la normalidad sobre todo pensando en los vecinos y en la afectación de los comercios», dijeron a Télam fuentes del ministerio porteño que conduce Marcelo D’Alessandro.

Militantes de diversas organizaciones sociales, políticas y estudiantiles mantenían desde le lunes una vigilia frente al domicilio de la Vicepresidenta, luego de que el fiscal Diego Luciani, en el marco del juicio denominado Vialidad, solicitara para Fernández de Kirchner una condena de 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Para este fin de semana estaba previsto que se instalara una feria de la economía popular y continuarán las manifestaciones de apoyo de militantes y distintas organizaciones, en paralelo a las que se realizarán durante la jornada de hoy en diversas plazas de todo el país.

Por otra parte, Andrés Larroque publicó en su cuenta de Twitter: «Qué te pasa @horaciorlarreta !? Estás nervioso!?», expresó el ministro de Desarrollo boanerense, junto a fotos de los vallados dispuesto por el Gobierno porteño.

En tanto, Nahuel Beibe, secretario general de la Corriente Martín Fierro -una de las organizaciones que mantenía la vigilia- dijo que «llenar de vallas y policías la casa de Cristina es una nueva provocación de Horacio Rodríguez Larreta».

“No pueden poner vallas al corazón. Acá la gente va de corazón, ellos no utilizan la fuerza”, dijo la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en declaraciones a radio 990.

Por su parte, el diputado nacional y titular de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky, sostuvo que “la decisión de Larreta de poner vallas demuestra el espíritu de la derecha y su odio de clase” y agregó: «Ponerle vallas al pueblo es como querer tapar el sol con una soguita»,

El flamante ministro de Trabajo bonaerense, el sindicalista Walter Correa, publicó en su cuenta de Twitter: “El sueño autoritario de Larreta pretende limitar las demostraciones de profundo amor popular a Cristina sin saber que metiendo ‘corralitos represivos’ lo multiplica”.

Contó que su pareja se ocupa de las tareas de la casa y se viralizó: “Un hombre no vale solo si genera dinero”

Detuvieron a un prófugo acusado de secuestrar y mantener cautiva a su ex