in

Denuncian abandono de persona en el hospital donde se robaron una beba: “Mi hijo nació muerto y lo parí sola”

Milagros Peña fue al hospital Alende para realizar un parto inducido porque su bebé ya no tenía latidos y vivió dos días de terror. El recién nacido cayó al inodoro, se golpeó la cabeza y las enfermeras no la dejaron volver a verlo. “El director del hospital cubría a su personal”, aseguró la joven.

Una nueva denuncia recae contra el hospital Materno Infantil Alende de Lomas de Zamora, luego del polémico episodio en el que una mujer se robó a una beba recién nacida a mediados de diciembre del año pasado. En esta oportunidad, una joven contó a TN la pesadilla que tuvo que vivir para afrontar el parto de su hijo, que falleció en su panza antes del parto.

La trágica historia de Milagros Peña comenzó el 29 de octubre de 2019, cuando fue a realizarse una ecografía al Dispensario de salud de Temperley, y los médicos le dieron la peor de las noticias: su bebé, Noah, ya no tenía latidos. Dos opciones le sugirieron para realizar el parto: el hospital Gandulfo y el hospital Alende, ambos de Lomas de Zamora. “Elegí el Alende porque era más cerca de mi casa y mi familia podía ir más rápido por mí”, contó Milagros.

La joven llegó en ambulancia al centro de salud durante esa mañana. “Me atendieron muy bien esas enfermeras”, señaló la joven. Los momentos de tensión comenzaron unas horas después, cuando la indujeron al parto y quedó sola con Laura, su madre.

“Empecé a tener contracciones cada vez más fuertes. A las dos de la mañana fui al baño porque quería hacer pis y sentí algo. Le dije a mi mamá que llamara a las enfermeras. Cuando vinieron, dijeron que iban a avisarle al partero y volvían”, relató Peña sobre los instantes previos a parir a su hijo fallecido.

Fue en ese momento que ocurrió lo peor: entre la tardanza de las enfermeras y las contracciones, parió a su hijo de una manera aterradora. “Pegué un grito impresionante cuando nació el bebé. Se cayó adentro del inodoro y se golpeó la cabecita”, contó la joven.

Mientras Milagros paría a su hijo, un personal de seguridad del hospital le pedía que se calmara: “Me pedía que no gritara. La enfermera preguntó qué había pasado y él respondió ´es una mamá que no se aguantó el parto´. Y yo ya tenía a mi hijo adentro del inodoro”.

Quince minutos después llegaron las enfermeras todas juntas que, según el relato de la víctima, estaban reunidas en una especie de comedor que tiene el centro de salud. Pero la llegada del personal médico estuvo lejos de solucionar la situación.

“Yo lo único que hacía era mirar a mi bebé porque no tenía ni fuerzas. Mi mamá quiso agarrarlo, pero las enfermeras le pidieron que no lo tocara. A mi me corrían la cara para que no mirara la cabeza de mi bebé que estaba toda golpeado”, contó a TN Milagros.

Pero el infierno no terminó ahí, porque -según la denuncia de la joven- la obligaron a hacer fuerza para que sacara la placenta. Luego de hacerlo, le mostraron a su bebé de lejos. “No me lo dejaron agarrar, mi mamá hizo un escándalo y a ella sí la dejaron. Pero yo no lo volví a ver”.

Luego del trágico episodio, Milagros estuvo dos días más internada y, según detalló, los malos tratos continuaron. Una charla con una enfermera fue reveladora: “Me dijo ´te doy un consejo: si quedas embarazada de nuevo no vengas a hacerte los estudios acá ni a tenerlo acá, tenelo en otro lado porque este hospital no está apto para ser materno infantil´”.

El día que le dieron el alta, la pareja enfrentó a Sergio Salva, Jefe de la Maternidad del Hospital Alende, quien les dio una tímida respuesta: “Me dijo que lo único que podía hacer con las enfermeras que me atendieron era una llamada de atención. Él todo el tiempo cubría a sus enfermeras, a su personal. A los de seguridad también los cubrió, y ellos trataron muy mal a mi familia”. Con quien no pudieron hablar fue con Fabián Calzetta, director del hospital Alende, a quien Milagros señaló como “una persona que nunca sale a dar la cara”.

Unos días después de sufrir el trágico episodio, Milagros Peña, su madre y su pareja realizaron la denuncia por abandono de persona ante la Fiscalía General del Ministerio Público Provincial. Sin embargo, la mujer relató que la causa nunca avanzó y que jamás tuvieron noticias de parte de la Justicia.

Por otra parte, TN se intentó comunicar con el director del Hospital Oscar Alende, Fabián Calzetta, para conocer la posición del centro de salud, pero no hubo respuesta alguna.

La segunda mala experiencia y los otros casos: “No soy la única, hubo mala praxis”
Insólitamente, la joven volvió a tener una mala experiencia en el mismo centro de salud apenas un año después, cuando estaba por tener a su segundo bebé. El episodio ocurrió durante la pandemia, y su obra social solo le permitía hacerse los estudios en el hospital Alende por cercanía. Sin embargo, los estudios no salieron como se esperaba.

“Me dijeron que mi bebé tenía que nacer ya o si no se asfixiaba. Se ofrecieron para hacerme la cesárea, pero me dijeron que no tenían oxígeno y que si mi bebé necesitaba oxígeno era mi responsabilidad”, relató Milagros, quien agregó: “Obviamente me fui de ahí”.

Además, Peña contó a TN dos experiencias más que tuvieron dos personas en ese hospital. El primero fue de una amiga suya que había fisurado bolsa y que, según detalló, desde el hospital le dijeron “que no rompiera las bolas”. El segundo refiere a la prima de su pareja, que su beba nació morada “porque la hicieron esperar todo un día por la cesárea”.

La joven señaló que no fue la única que sufrió pésimas experiencias en el hospital Alende de Lomas de Zamora y que “hubo otros casos de mala praxis” en el centro de salud materno infantil.

Por último, se solidarizó con la familia del caso de la beba robada y sospechó del personal del hospital: “¿Cómo el personal de enfermería y el de seguridad no se van a conocer entre ellos? Nadie se puede ir de ahí con un bebé. Desde el pasillo de maternidad hay seguridad en lado izquierdo y en el derecho. A menos de que le hayan dejado el camino libre”.

El argentino Kevin Benavides ganó el Rally Dakar en motos y marcó un nuevo récord

Sube la nafta: a partir de este domingo aumentan los combustibles un 4%