in

El presunto femicida de Quilmes publicó un inquietante mensaje horas antes del crimen: “Más vale que corras”

Lucas Romero se negó a declarar ante la Justicia por el asesinato de su expareja y seguirá detenido. La autopsia confirmó que Nair Belén Digiglio murió asfixiada.

La víctima y Lucas Romero se habían separado hace tres meses y tenían dos hijos en común.

Lucas Nicolás Romero, el joven de 26 años acusado de asesinar el lunes pasado a su expareja, Nair Belén Digiglio, en su casa de la localidad bonaerense de Quilmes, unas horas antes había posteado una inquietante frase en sus redes sociales.

“Pisame, pero cuando me levante más vale que corras”, publicó el domingo en Facebook el ahora detenido por el femicidio de la madre de sus dos hijos, acompañado de la palabra “Escorpio” -haciendo referencia a su signo zodiacal-, algo que se reitera en algunos de los más de treinta posteos que hizo en su cuenta el día anterior al crimen.

“Nunca me sentí tan mal emocionalmente como me estoy sintiendo últimamente, y si me preguntan cuál es el motivo, les juro que no lo sé. Es una acumulación de cosas que me preocupan, estoy cansado de todo”, fue otra de las frases que compartió Romero ese mismo día.

Uno de los inquietantes posteos del presunto femicida en sus redes.

“Por pendejo estaré soltero para navidad, nada me costaba hacerme el que no sabía que me engañaban”, decía otro de los posteos compartidos, similar a otro que había subido el 17 de noviembre pasado que decía: “Deja de preocuparte por la fidelidad de tu pareja. Si te va engañar, lo va a hacer aunque le pongas cadenas. La Lealtad es cuestión de voluntad, cada quien está donde quiere estar”.

También el domingo último había subido un material hablando nuevamente de su signo, que decía: “#Escorpio se encuentra en continua lucha consigo mismo. Vive en un estado de rebelión y desafío constante, permanente. Entre lo que quiere y lo que debe, entre lo que gana y lo que pierde” y también a mediados de noviembre había compartido la siguiente frase: “Un brindis por los que ocultamos la tristeza, la rabia, y el dolor con una sonrisa fingida”.

La autopsia confirmó que Nair murió asfixiada:

Nair Belén Digiglio, de 23 años, murió asfixiada. Así lo determinó la autopsia que se conoció en las últimas horas y por el femicidio seguirá detenido su expareja, Lucas Romero, quien ayer se negó a declarar ante el fiscal de la causa.

“Le puso algo que le obstruyó las vías respiratorias como puede ser una almohada o boca abajo contra el colchón”, explicó a Télam una fuente cercana a la investigación.

Nair Belén Digiglio tenía 23 años. Murió estrangulada.

El hallazgo del cuerpo de Digiglio se produjo el lunes por la mañana en una vivienda de la calle 856 al 1.300, de la localidad de San Francisco Solano, en el partido de Quilmes, luego del llamado al 911 de un vecino. Al llegar al lugar, los efectivos encontraron a la joven muerta sobre la cama de una de las habitaciones, desnuda y con una lesión en el cuello.

En la casa también se encontraba Romero, su expareja y padre de los dos hijos menores de edad de la mujer, que dormían en otro dormitorio. “Él (Romero) me dijo que era un robo, que forzaron y entraron. Me preguntó si escuchamos algo. La verdad no escuchamos nada. Escuchamos que subió rápido y me avisó que le entraron a robar”, explicó Miguel, el vecino que llamó al 911.

El testigo aseguró que el presunto femicida “estaba en shock, como que encontró una escena rara” cuando ingresó a su domicilio y que le dijo que le entraron por una ventana del fondo y que él solo vio a lo lejos que la puerta de ingreso a la casa estaba inclinada.

“Los chicos se quedaron con nosotros hasta que vino la asistente social. Por suerte no se dieron cuenta de lo que pasó”, completó.

FUENTE: TN

Mujer y su hijo de 4 años fueron colisionados por un automóvil que se dio a la fuga

Bono: «El buzo de este partido se lo enviaré al ‘Burrito’ Ortega»