in

Perpetua para el hombre que mató a una mujer cuando quiso asesinar a un excompañero

Gerónimo Helguera (29) fue condenado a prisión perpetua por asesinar de un balazo en la cabeza a la empleada de una oficina en octubre del 2021 con intenciones de atacar a un excompañero de secundaria que le hacía bullying.

En el Tribunal de San Miguel de Tucumán fue condenado Helguera (Foto: Captura Street View).

Un joven fue condenado en la tarde de este martes a prisión perpetua por matar de un balazo en la cabeza a la empleada de una oficina en la ciudad tucumana de Yerba Buena, a la que ingresó en octubre del año pasado con intenciones de atacar a un excompañero de colegio que le hizo bullying durante la secundaria, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Gerónimo Helguera (29), quien fue declarado material y penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado por ser cometido con el empleo de un arma de fuego y criminis causa, en perjuicio de Mariela Alejandra Márquez (34); en concurso ideal con homicidio doblemente agravado por ser cometido con el empleo de un arma de fuego y criminis causa, en grado de tentativa, en contra de José Fabián Gómez.

En tanto, el tribunal integrado por Carmen Rosa López, Alejandro Tomas y Eduardo González, resolvió absolver a Helguera del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en perjuicio de Juan José Ledesma.

De esta manera, tras horas de debate los jueces arribaron de forma unánime a la pena de prisión perpetua para Helguera, que también había sido requerida por la querella y el fiscal de la causa, Pedro Gallo, a cargo de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas.

A lo largo del juicio, que comenzó el 28 de julio pasado, prestaron declaración 17 testigos propuestos por la fiscalía y además fueron presentadas una serie de pruebas documentales y secuestros, como cámaras de seguridad e informes balísticos, entre otras.

El crimen:

De acuerdo con la investigación, cerca de las 10 de la mañana del 13 de octubre de 2021, Helguera se presentó en un edificio comercial de avenida Aconquija y calle Chacho Peñaloza, con el propósito de asesinar a Ledesma, quien en ese momento estaba trabajando en una de las oficinas del primer piso.

Según los pesquisas, el imputado llevaba “una mochila que contenía una pistola calibre .22, dos cuchillos de tipo cacería, un par de guantes de látex, un guante de trabajo, dos vainas servidas calibre .22, y una caja con 29 cartuchos calibre .22”.

Una vez en la planta alta, Helguera se topó con Márquez, quien trabajaba como empleada de limpieza y conversaba en un depósito con Gómez, el conserje del edificio.

Investigación:

Los investigadores señalaron que Helguera buscaba a Ledesma, quien habría sido compañero suyo durante el secundario, para vengarse porque aparentemente le hizo bullying mientras cursaban juntos.

Ante esa situación, el agresor extrajo la pistola de la mochila, con la que apuntó en la cabeza a Márquez y, con claras intenciones de causarle la muerte para continuar desplazándose por el primer piso y concretar así su plan de asesinar a Ledesma, realizó un disparo que impactó en el lado derecho del cráneo de la mujer, produciéndole lesiones gravísimas, por las que la víctima falleció horas después.

Luego, el imputado apuntó a Gómez, quien con intenciones de detenerlo se trenzó en una pelea, logrando finalmente reducirlo con la ayuda de un empleado del bar ubicado en la planta baja del centro comercial, hasta que arribó personal policial.

Tras el ataque, el agresor fue detenido y por orden de la jueza tucumana Isabel de los Ángeles Méndez fue internado en el Hospital Psiquiátrico Obarrio de la capital tucumana.

Sin embargo, nuevos estudios realizados por una Junta Médica compuesta por psicólogos y peritos de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán determinaron que el imputado está en condiciones de dar cuenta de sus actos y someterse a enjuiciamiento, por lo que fue trasladado a un penal desde donde aguardaba el inicio del juicio que concluyó con la pena de prisión perpetua.

Juicio y sentencia:

Durante los alegatos que tuvieron lugar este lunes, el fiscal manifestó que “quedó demostrado que el plan de Helguera era matar a Ledesma, pero al mismo tiempo fue preparado para darle muerte a toda aquella persona que se le cruce en su camino”.

En ese sentido sostuvo que “estaba listo para cometer una masacre. Si solo hubiera querido ir a matar a Ledesma, hubiera ido con un arma de fuego y su correspondiente cargador, pero además llevó dos cuchillos de cacería, una caja con 29 cartuchos, hasta un protector inguinal y protectores auditivos”.

“Está totalmente probada con certeza la imputabilidad de Helguera, la junta médica concluyó que pudo comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones”, indicó Gallo.

Por su parte, Paola Márquez, hermana de Mariela, antes de conocer la sentencia dijo a los jueces: “Queremos que (Helguera) pague lo que hizo, hace nueve meses que destruyó nuestra familia, nos mató en vida. Mariela era una chica trabajadora, era madre y padre para sus tres hijos”.

FUENTE: Télam

Por la guerra en Ucrania, España comenzó a ahorrar energía

Un adolescente dijo que fue torturado en una comisaría, debió ser internado y cuando iba a denunciar, murió