in

Quedó en libertad el hombre que mató a su hijo y se justificó: “Le disparé porque me tenía cansado”

Tras un juicio por jurado popular, el juez le impuso una pena de tres años por la condena de homicidio agravado en exceso de la legítima defensa pero fue liberado tras pasar dos años preso.

El hombre fue juzgado por un jurado popular. (Foto: gentileza La Capital)

El hombre que mató a su hijo en Mar del Plata porque “lo tenía cansado” con los disturbios familiares fue liberado tras un juicio por jurado popular.

La audiencia se realizó el miércoles por la mañana y el juez lo condenó a tres años como autor de homicidio agravado por exceso de la legítima defensa, pero como pasó dos años preso a la espera del proceso judicial, tras el veredicto lo dejaron libre.

El hecho ocurrió el 4 de junio de 2020 en la casa donde convivía la familia, ubicada sobre la calle Figueroa Alcorta al 2000. En aquel momento, al ser detenido por la policía, el hombre sorprendió con una fría confesión: “Le disparé porque me tenía cansado”.

La fiscal Romina Díaz había solicitado una pena de cinco años de prisión para Guillermo Cuencia de 62 años, en tanto la defensa pidió el mínimo previsto para el delito y que sea de ejecución condicional.

La resolución de los doce jurados convocados fue unánime, tras descartar la opción de homicidio agravado por el vínculo, delito que solo admite una sentencia a prisión perpetua. También desecharon una eventual emoción violenta y algunas otras atenuantes.

En el juicio que tuvo la modalidad de la participación directa de la sociedad civil, se resaltó el sentido común que primó al momento de evaluar el tipo de delito en el que encuadraba el caso.

Los jurados consideraron que el hombre no podía quedar impune por el homicidio pero también comprendieron que correspondía una pena atenuada por el contexto en el que sucedieron los hechos.

El juez Néstor Conti, que estuvo al frente de este juicio por jurados, atendió ayer los argumentos de ambas partes y fijó para Guillermo Cuenca la pena de tres años de prisión por lo que dispuso su inmediata excarcelación bajo caución juratoria.

El crimen:

Cuenca asesinó a su hijo Diego de un disparo en el pecho el 4 de junio de 2020. Cuando la policía llegó al lugar de los hechos confesó que lo mató porque lo “tenía cansado”.

El conflicto empezó con un llamado de la madre del joven a la policía por una discusión entre los dos protagonistas del hecho.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, observaron que la pelea ya había terminado. Pero horas después Guillermo y Nicolás Cuenca reanimaron la discusión y nuevamente, la esposa del primero y madre del segundo se comunicó con el 911.

Cuando llegaron, el joven se había retirado. “Si mi hijo vuelve le voy a pegar un tiro”, adelantó su padre. El joven regresó y la pelea escaló nuevamente. “Bueno, mátense, yo me voy”, dijo la esposa de Guillermo Cuenca, cansada de las peleas. “Si te vas, le voy a pegar un tiro”, le dijo por segunda vez el marido y a los pocos minutos ocurrió el asesinato.

Cuenca permaneció detenido en una unidad carcelaria de la localidad de Batán desde el 4 de junio de 2020, cuando baleó a su hijo, que por entonces arrastraba una situación de inestabilidad a partir de su condición de adicto.

FUENTE: TN

Comienza a regir la canasta de productos esenciales en comercios de cercanía

María Becerra habló de su ruptura con Rusherking: “Lo amé con mi vida, deseo que le vaya bien”