in

Torturaron y asesinaron a un joven en su casa e investigan posible «ajuste de cuentas»

El hecho ocurrió en Banfield, partido de Lomas de Zamora. El cuerpo, que presentaba signos de violencia, fue encontrado por la madre de la víctima de 21 años.

Torturaron y asesinaron a un joven en su casa e investigan posible «ajuste de cuentas»

Un joven de 21 años fue asesinado este martes en la localidad bonaerense de Banfield, partido de Lomas de Zamora. El cuerpo del chico fue encontrado por su madre tendido sobre una cama de un inmueble familiar que se encontraba deshabitado.

El joven fue identificado como Tomás Pliego y murió como consecuencia de una brutal paliza. En principio los investigadores creyeron que había sido asesinado en una entradera pero los nuevos indicios indican que se trató de un caso de «ajuste de cuentas».

Tomás Pliego

De hecho se pudo comprobar que la casa permanecía con la puerta abierta y con las llaves para ingresar colocadas, por lo que se sospecha que el agresor tenía la llave del domicilio, que el joven fue interceptado ni bien arribó a su hogar o bien que se conocían y él mismo lo dejó pasar.

El informe policial mencionó que en la habitación se encontró una balanza de precisión, envoltorios de nylon negro abiertos y restos de vómito en el piso y sobre la cama. Por eso ganó relevancia el testimonio del hermano de Tomás, quien sostuvo que el domingo salió de su casa para ir a encontrarse con un dealer y esa fue la última vez que lo vieron.

La situación fue alertada por la madre del chico que se acercó en las últimas horas en busca de su hijo al domicilio ubicado sobre la calle General Campos entre General Pintos y Miguel Cané, porque había perdido contacto con él.

Se trata de un inmueble familiar que actualmente se encuentra deshabitado. Al llegar, la madre de la víctima se encontró con la puerta de la construcción abierta y con las llaves colocadas del lado de afuera, indicó una fuente cercana a la causa a Télam.

El cuerpo de Tomás estaba en el interior sobre una cama, desfigurado. A simple vista, se advertían hematomas en el pómulo, en la frente, escoriaciones en los labios y golpes en la zona de la cadera, del lado derecho.

Interviene en la causa el fiscal Ricardo Silvestrini, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 Especializada en Entraderas del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, quien esta noche supervisaba las tareas de los peritos en el lugar del hecho.

FUENTE: Filo news

Gallardo tras la derrota de River con Talleres: «No nos salió nada de lo queríamos»

El déficit fiscal llegó a $192.735 millones en el primer trimestre y se sobrecumplió con el FMI