in

Aceite comestible: fuerte dispersión de precios por la quita de subsidios

Especialistas alertan por aumentos. En Buenos Aires un litro puede conseguirse a $450, en el norte a $704, $550 en el centro y $448 en La Patagonia.

Por la quita de subsidios, la botella de aceite podría alcanzar los $1.000 en algunos puntos de venta del país, como los almacenes. Las subas obedecen a un traslado del precio de parte de las aceiteras a los comercios. Los aumentos muestran, además, muestran la dispersión de precios según la región del país.

Algunos oyentes de Cadena 3 han participado a través del mensajero de la radio y explicaron que una botella del mismo tamaño y marca de aceite puede costar entre $580 y $900.

En Buenos Aires, Cadena 3 realizó un recorrido por algunos almacenes y supermercados y comprobó que un litro de primera marca puede costar $489 en un almacén y $360 en una cadena. También se detectó poca presencia de botellas de 1,5 litro y que en los grandes supermercados hay restricciones de hasta dos envases por grupo familiar.

En Córdoba se observó una situación similar. Mientras en un almacén el litro puede costar $362, en otros locales similares desde $560 hasta $850. En un súper, arranca en los $408 y la de 1,5 litro puede llegar a costar hasta $900.

El director del Centro de Almaceneros de Córdoba, Germán Romero, dijo a Cadena 3 que, al liberarse los precios que venían subsidiados, «el aceite se incrementaría hasta en un 125% para el sector minorista, como lo son los comercios de cercanía y autoservicios, mientras que los supermercados sufrirán aumentos escalonados que arrancarán en un 22% en principio».

Por otra parte, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) reveló que el aceite comestible de girasol subió un 80% entre agosto de 2021 y el mismo mes de 2022.

El informe del organismo dio cuenta de la dispersión de precios que hay en el producto. Mientras en Buenos Aires un litro de aceite puede conseguirse a $450, en el norte del país puede adquirirse a $704, $550 en la región pampeana y $448 en la Patagonia.

En tanto, la Cámara de la Industria Aceitera Argentina emitió un comunicado en sus redes sociales en el que aclaran que las empresas asociadas «no tienen participación alguna en los aumentos que se vienen anunciando» y aseguran que «en el mes de septiembre la industria se comprometió a abastecer con 29 millones de litros de aceite de girasol y aceite mezcla, a precios subsidiados».

«Nos llama poderosamente la atención por qué los autoservicios están recibiendo listas de precios con aumentos tan siderales», dijo a Cadena 3 Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de Argentina.

Idígoras y la institución que preside aseveran que los precios al salir de fábrica son: aceite de girasol 1.5 litros $251,80, de 900 ml $157,61 y tipo mezcla de 1.5 litros $190,47.

«¿Quién se lleva el excedente?», cuestionó, al tiempo que reiteró que cuentan con auditores externos que regulan que, en caso de que los productos no se entreguen a ese valor, la Cámara no paga las compensaciones. “La secretaría de Comercio también hace lo mismo y establece multas”, explicó.

FUENTE: Cadena 3

La RAE corrigió a Alberto Fernández por usar lenguaje inclusivo y Cerruti salió a responder

Se encuentran abiertas las inscripciones a las V Jornadas Nacionales de Agua y Educación