in

Amante de la bicicleta y de la meditación: el perfil de Marcela Bimonte, la mujer que murió tras ser atropellada en los bosques de Palermo

La mujer tenía 62 años y todos los fines de semana salía con el grupo “Bicicleteadas Zen”. También le hacía reiki a pacientes oncológicos.

Marcela Bimonte andaba en su bicicleta por los Bosques de Palermo como todos los domingos por la mañana, cuando un auto la atropelló junto a otras cuatro personas.

La ciclista impactó en el parabrisas del Ford Focus que manejaba José Carlos Olaya González y cayó sobre el césped. Inmediatamente fue trasladada al Hospital Fernández donde sufrió un paro cardíaco en horas del mediodía y murió.

Marcela vivía en San Martín y era parte del grupo “Bicicleteadas Zen”, cuyos principales objetivos son “pedalear, comer, meditar y elongar”.

Los miembros de ese grupo salen los fines de semana a los Bosques de Palermo y otros espacios verdes de la Ciudad de Buenos Aires. En esta ocasión, el plan era encontrarse en el Planetario y, desde ahí, pedalear hasta Zona Norte.

Marcela Bimonte se mostraba en las redes sociales con su bicicleta, una de sus grandes pasiones (Foto: Facebook Marcela Bimonte)
Marcela Bimonte se mostraba en las redes sociales con su bicicleta, una de sus grandes pasiones (Foto: Facebook Marcela Bimonte)

Marcela era una de las responsables del Facebook del grupo de ciclismo y solía compartir en sus redes sociales fotos junto a su bicicleta, ya que esta era una de sus grandes pasiones.

En sus últimas publicaciones, Bimonte hizo público su interés por la vida sana, la actividad física y el cuidado del medioambiente.

A su vez, la mujer de 62 añoshabía estudiado en el centro Shiatsunuad de reiki y realizaba clases de meditación, brindaba masaje tailandés, armonización con cuencos, entre otras terapias alternativas.

Marcela junto a su pareja, Luis Ceccato. Ambos fanáticos del ciclismo (Foto: Facebook Marcela Bimonte)
Marcela junto a su pareja, Luis Ceccato. Ambos fanáticos del ciclismo (Foto: Facebook Marcela Bimonte)

Bimonte, que estaba en pareja con Luis Ceccato, pasaba gran parte de su tiempo libre en el Hospital Roffo, donde le practicaba reiki a pacientes oncológicos terminales.

Marcela era madre de dos hijas de un matrimonio anterior: Elena y Catalina. La primera vive en Palmas de Mallorca hace varios años, mientras que su otra hija había construido su hogar en el mismo terreno que Marcela, por lo que vivían al lado.

Elena supo de la muerte de su mamá hace unas horas y consiguió vuelo a Buenos Aires para el martes. Es por este motivo que el velorio se haría cuando la joven llegue al país.

Continúan los reclamos a la justicia por la excarcelación de dos sujetos acusados de abuso sexual contra menores

Estafas virtuales: «Ante una estafa o sospecha pedimos que de inmediato se dirijan a la Dirección de Investigaciones»