in

Amor de hermanas: la historia de la foto en la cancha de Racing que revolucionó las redes

Bianca Celeste tiene 11 años y no dudó en ayudar a Mía, de 10, para que pueda ver a sus ídolos.

Amor de hermanas: la historia de la foto viral en la cancha de Racing que revolucionó las redes

Daniel Sar tiene 50 años, es fanático de Racing y cuenta con orgullo que pertenece a una familia muy vinculada a la Academia. Su abuelo trabajó 39 años en el club, al igual que su papá, que lo hizo por 18. Él recuerda que va desde los 2 años al Cilindro y como si fuera poco, hace lo mismo con sus tres hijos, a los que lleva a la cancha “desde que nacieron”.

Bianca Celeste, de 11 años, y Mía de 10, son las protagonistas de una historia que enterneció a los fanáticos del fútbol y que demostró que el amor de hermanos le hace frente a cualquier obstáculo.

La imagen que compartió la usuario de Twitter @Delficatani mostró a una nena que le estaba haciendo de “banquito” a otra para que pudiera ver a sus ídolos. Esto ocurrió en una de las populares del estadio, que se encuenta al costado de la cancha y que tiene la particularidad estar cerca del banco de suplentes de la Academia.

Bianca le hace banquito a Mía para que pueda sacarle una foto a Enzo Copetti, su ídolo. La foto se viralizó en las redes sociales y generó sensación entre los hinchas de Racing. (Foto TW @delficatani)

Daniel, el papá de Bianca y Mía le contó a TN cómo se dio la situación: “Mia, la del medio, quería saludar a Enzo Copetti ya que es una fanática de la redes sociales y lo tiene como ídolo. Por eso le pidió a la hermana que la suba para que pueda sacarle una foto. Es una práctica habitual en ellas y lo hacen siempre”.

Daniel cuenta que ese lugar de la cancha es especial. Es parte de la popular del estadio Presidente Perón y tiene la particularidad de tener varias canchitas de fútbol pintadas en el suelo. Es uno de los lugares más familiares del Cilindro: allí corren y juegan cientos de chicos mientras sus papás observan el partido.

Daniel y Bianca, fanáticos de Racing desde la cuna. (Foto TN Deportivo)

“Vamos a la cancha todos los partidos y siempre al mismo lugar. Para ellos es el living de su casa. Bianca, que es un amor de persona y tiene un espíritu muy maternal, va desde que nació al Cilindro y ya debe tener 60 y 70 partidos. Siempre ayuda a su hermana y cuida también a su hermanito menor. Ese sector de la cancha es muy lindo, está angelado. Allí los chicos jugan y uno puede ver el partido con total tranquilidad. Debe haber pocas canchas en el mundo en donde los chicos disfruten de esa manera. Para ellos es como estar jugando en una plaza”.

Tal como describió Daniel, ese sector de la cancha (en uno de los coastados donde antes estaban las cabinas de transmisión) fue también protagonista de otra linda historia. La de Santiago Fretes, un nene discapacitado que le había prestado una muleta a su amigo para que pudiera ver el partido.

Pero la historia de Banca no termina sólo ahí. También fue la estrella del resumen del programa Paso a Paso, que la grabó bailando y jugando durante el partido entre Racing y Unión, el último sábado.

Daniel está orgullo y entiende que los partidos de la Academia generan un vínculo especial con sus hijos: “Espero todos los domingos para compartir con ellos. El resultado es anecdótico. Más allá de que a uno nunca le gusta perder, lo que menos quiero es ir solo a la cancha. Quiero ir con ellos siempre porque la paso bien, la pasan bien y es una salida que todos esperamos cada quince días”.

Santi Fretes, el nene que conmovió al mundo Racing:

La historia ocurrió en el año 2016. La foto de dos nenes subidos a un par de muletas mirando el partido de Racing, la tarde dónde se despedía Diego Milito fue una imagen enternecedora. Una vez que se hizo pública se empezó a viralizar tan rápido a tal punto de llegar a la tapa de los diarios.

Santi Fretes, que tenía 10 años en aquel entonces, es fanático de la Academia y nunca se pierde un partido. En la popular lo conocían cómo el “crack de las muletas” por su habilidad para jugar a la pelota, pese a su discapacidad.

En el año 2016, Santi Fretes emocionó al mundo del fútbol.

Su mamá conto que Santi tiene una malformación genética y que por eso le falta una pierna. Sin embargo, para el nene nunca fue un impedimento y además de jugar al fútbol de manera magistral, también es cinturón verde en taekwondo.

FUENTE: TN

Solicita ayuda para dar con los malvivientes que le robaron sus herramientas de trabajo

Ricardo Quintela: “Recuperar y retomar, a 40 años, la senda malvinense, es recuperar y resignificar con fuerza una causa popular democrática”