in

¿Cómo detectar un ACV y qué hábitos saludables ayudan a prevenirlo?

En esta nota, Cruz Roja Argentina comparte algunas recomendaciones para saber cómo actuar ante una emergencia y algunos hábitos saludables que se pueden incorporar para evitarlo.

En el marco del Día Mundial del Accidente Cerebrovascular (ACV) que se conmemora el 29 de octubre, Cruz Roja Argentina comparte algunas recomendaciones para saber cómo actuar ante una emergencia y algunos hábitos saludables que se pueden incorporar para evitarlo

Los accidentes cerebrovasculares ocurren cuando se produce el taponamiento o la rotura de una arteria del cerebro y suelen estar acompañados por presión arterial alta. Éstos constituyen la primera causa de discapacidad en la mayoría de los países. Es por ello, que cada segundo es fundamental para acompañar y ayudar a una persona que sufre un ACV. 

¿Cómo detectarlo y qué hacer ante una emergencia?

Existen tres signos de alerta para la detección de un accidente cerebrovascular que pueden reconocerse a través de la prueba HaBraSo: habla, brazos y sonrisa.

  1. Lo primero que se debe hacer es pedirle a la persona que repita una frase simple, como «Saber Primeros Auxilios salva vidas»,para detectar si tiene problemas en el habla.
  2. Luego, solicitar que cierre los ojos y levante los brazos hasta la altura de los hombros, para identificar si tiene dificultad motriz y uno queda por debajo del otro.
  3. Por último, pedirle que sonría; para corroborar si tiene la sonrisa asimétrica o despareja.

Si se detecta al menos una de estas señales, se debe llamar inmediatamente al servicio de emergencias 1-0-7 e informar sobre la situación o, acercarse al centro de salud más cercano con guardia neurológica. Es aconsejable también registrar la hora del primer signo que se reconoce para brindar esta información a profesionales de la salud. 

Para ayudar a la persona que atraviesa por un ACV, se recomienda acostarla, controlar su estado e intentar tranquilizarla

Hábitos saludables

Todas las personas pueden incorporar distintas prácticas saludables para prevenir el desarrollo de enfermedades no transmisibles, por ejemplo los accidentes cerebrovasculares, y así mejorar su calidad de vida. 

El primer paso para adoptar un estilo de vida saludable tiene que ver con la alimentación. Se aconseja sumar en todas nuestras comidas alimentos de todos los grupos, es decir, frutas y verduras, granos, lácteos y proteínas para mantenerse sano”, destacó Alejandro Costa, Secretario de Salud de Cruz Roja Argentina. 

Por otro lado, Costa agregó: “La realización de treinta minutos diarios de actividad física previenen enfermedades no transmisibles y mejoran la calidad de vida de las personas. Se trata simplemente de movernos adaptando la actividad a nuestras posibilidades: caminar, jugar, patinar, arreglar el jardín, limpiar la casa, bailar, subir y bajar escaleras”.

A través de sus 66 filiales Cruz Roja Argentina trabaja junto a las comunidades en la formación de Equipos Comunitarios en Primeros Auxilios con el objetivo de fortalecer las capacidades de las personas para actuar ante una emergencia, accidente o enfermedad repentina que puedan poner en riesgo la vida de otra persona. 

Investigación: Una cura para el cáncer será posible «antes del 2030»

29 de octubre: Día Mundial de la Psoriasis