in

Confuso hecho en Santa Cruz: un chico de nueve años llevó $100.000 al colegio y lo repartió con sus compañeros

Un confuso y curioso hecho en una escuela primaria de Santa Cruz se volvió una de las noticias más replicadas por los medios de esa provincia: un chico de cuarto grado habría llevado cien mil pesos al colegio para repartir entre sus compañeros, aunque luego algunas versiones indicaron que la suma habría sido menor.

Según consignaron medios locales como La Opinión Austral La Vanguardia, las autoridades de la escuela barajaron en una primera oportunidad que podría tratarse de un caso de bullying, pero luego lo descartaron y le atribuyeron el hecho a “una travesura“.

Fue el viernes de la semana pasada en la escuela Primaria N° 29 del barrio Tres de Febrero de Caleta Olivia, aunque recién este jueves se dio a conocer el caso.

La prensa local informó que habría salido a la luz porque a las autoridades del colegio les llamó la atención que ese día había una larga fila en el kiosco que se encuentra en frente a la institución educativa.

Algunas versiones indican que el estudiante habría perdido una apuesta y que por eso tomó la decisión de sacar de su casa esa cifra de dinero. También se dijo que algunos chicos mayores lo tenían amenazado, y que de ser así se trataría de un caso de bullying.

La madre del chico fue a hablar con los directivos el lunes pasado, pero no trascendió qué se dijo en esa reunión, que fue la que destapó el problema. Indicaron que este jueves familiares del nene de 9 años volvieron a reunirse con autoridades del colegio.

Larga fila y mucho dinero en el kiosco 

Al ver a algunos alumnos con billetes de $1.000 en sus manos, algunos docentes encendieron una señal de alarma porque esto les llamó mucho la atención. Pero la cuestión no se reveló hasta el lunes, cuando una maestra se comunicó con la madre.

Esta llegó desesperada al colegio y explicó que su hijo le había sacado una gran suma de dinero. Las imágenes de los billetes en los bolsillos de los alumnos resonaron en la cabeza y unieron una cosa con la otra.

“La situación ya está siendo abordada por las autoridades del Consejo Provincial de Educación. La Opinión Austral pudo saber que fue la maestra quien se percató de que uno de los chicos había llevado una gran suma de dinero y fue ella quien convocó a la madre”, detalló el medio.

Finalmente, desde la escuela descartaron que se trate de un caso de bullying o de que existió una apuesta entre los chicos, y lo adjudican a una “picardía” del pequeño. Aseguraron que fue la primera vez que ocurrió algo parecido.

También dieron a entender que no se trataría de una suma de dinero tan grande como trascendió en un primer momento y que ya se recuperaron ocho mil pesos. “El nene dice que es todo lo que llevó la escuela”, confiaron.

La Opinión Zona Norte consultó en los comercios alrededor de la escuela y los propietarios negaron que el viernes varios chicos fueran a comprar allí con buenas sumas de dinero”, indicó el medio.

Según informaron, el caso sirvió para alertar a la comunidad educativa para que se encarguen de que los niños no lleven dinero ni objetos de valor a los establecimientos.

Tras las protestas, el Presidente de Sri Lanka renunciará la próxima semana

¿Cuál fue la reacción del mercado tras los anuncios de Batakis?