in

Criaderos ilegales: exigen que no se pueda vender más animales en las plataformas de comercio electrónico

Activistas y abogados aseguran que no hay una legislación que respalde a perros y gatos que son comercializados como mercancía. En los últimos tres meses se recuperaron 311 chihuahuas, salchichas y bulldogs en condiciones de hacinamiento.

En los últimos tres meses se desbarataron cuatro criaderos ilegales en casas y departamentos de Capital y Gran Buenos Aires, y se reabrió el debate sobre la venta de animales online.

En total, se rescataron 311 perros chihuahuas, salchichas y bulldogs francés hacinados y en condiciones deplorables. Todos ellos eran utilizados para la cría de cachorros y vendidos a precios exorbitantes en las redes sociales y plataformas de comercio electrónico.

Ante esta situación, abogados y activistas protectores de animales impulsan iniciativas para evitar que se comercialicen animales de raza.

“Los criaderos clandestinos se multiplican por la demanda de gente que ve a las celebrities o influencers con perros de esas razas por las redes o publicidades. Las modas dirigen la oferta y eso fomenta la explotación animal”, explicó Fernando Pieroni, uno de los líderes activistas por los derechos animales que denunció al establecimiento clandestino de Temperley donde rescataron y decomisaron a 97 canes Dachshund o más conocidos como “salchichas”.

Con solo tipear “perros de raza”, el sitio web de la mayor empresa argentina de comercio electrónico pone a disposición de los compradores un extenso listado con más de 88 mil resultados. Son muchos más que el rubro “celulares” con poco más de 45 mil publicaciones.

Los precios de los canes más comprados en el país -bulldog francés, ovejero aleman y bulldog inglés, entre otros- van desde 95.000 a 3.500.000 pesos por cada mascota. Con estas cifras, el negocio por la venta de animales explotados para su permanente reproducción parece ir en aumento gracias a las enormes sumas de dinero que le generan a los vendedores y las comisiones para los portales web por cada transacción.

Falta de legislación
“Lo único que hay es la ley 14.346 de maltrato animal, ya desactualizada, que se utiliza como fundamento en los allanamientos. Hay vacíos legales a nivel nacional que permiten que cualquiera pueda criar y explotar perros en su casa para venderlos en plataformas digitales como Mercado Libre. Este sitio facilita la venta de mascotas a las que considera cosas y la responsabilidad penal se la extiende al vendedor”, dijo a TN Alfredo Castillo, abogado especialista en derecho animal.

“De hecho, al momento de la publicación de cachorros, este sitio no solicita ningún tipo de documentación que certifique al usuario como criadero legal”, agregó Castillo.

Al respecto, TN consultó a Mercado Libre si a los usuarios que publican perros les solicitan el certificado del Kennel Club Argentino o la Federación Cinológica Argentina, únicos registros oficiales caninos del país. Al momento, no hubo respuesta de la compañía.

Según el letrado consultado, se necesitan cambios en el código penal, civil y comercial para evitar la venta de canes y gatos en plataformas de comercio electrónico que los considera como “cosas” o mercancías.

“En nuestro país, la Ciudad de Buenos Aires es la única jurisdicción que no autoriza los criaderos y prohíbe la exhibición de animales en las vidrieras de las veterinarias y acuarios. En el resto del país, no hay reglamentaciones claras. De hecho, esta actividad es lícita en casi toda la Argentina. Al no haber legislación, el Estado no dice qué está reglamentado y qué no. Ningún criadero [fuera de CABA] fue desmantelado por ser una actividad ilegal, sino por la ley 14.346”, explicó Castillo.

Proyectos de ley y peticiones

La actriz y activista Liz Solari lanzó una proclama en la plataforma change.org dirigida a los legisladores nacionales, para que aprueben un proyecto orientado a reconocer a los animales como “seres sintientes” y sujetos de derecho.

El proyecto de ley, que pretende modificar el Código Civil y ya cuenta con más de 40 mil firmas, indica que la “Argentina mantiene la condición jurídica de cosas al referirse a los animales (no humanos), negándoles ser sujetos de derechos y avalar su sintiencia, inteligencia y conciencia reconocida hoy en día por la ciencia”.

En la misma línea, el activista Federico Sordo y fundador de la comunidad digital “Cascote, un perro macanudo”, es uno de los impulsores de otra petición en change.org dirigida a Marcos Galperín, CEO de Mercado Libre, que ya reunió más de 213 mil firmas. El objetivo es reunir la mayor cantidad de solicitudes “para demostrar que cada vez somos más los que pedimos que se prohíba la comercialización de animales en estas plataformas que son cómplices de la explotación”, explicó Sordo.

FUENTE: TN

Lunes soleado con máxima de 25 grados

Sergio Massa se reúne con la titular del FMI Kristalina Georgieva