in

Dio positivo de COVID-19 en pleno vuelo y se aisló cinco horas en el baño

Ese fue el caso de Marisa Fotieo, que en un viaje de Chicago a Islandia empezó a sentir dolor de garganta y, test rápido de por medio, se enteró de que se había contagiado coronavirus.

Acasi dos años de iniciada la pandemia, ya todos sabemos cómo es el protocolo si es que nuestro test da positivo: evitamos estar en contacto con la gente durante algunos días para no contagiar, pero… ¿qué pasa si la noticia de la positividad llega en un avión?

Eso es lo que le pasó a Marisa Fotieo, una maestra que, en un vuelo de la compañía Icelandair que iba desde Chicago a Reykjavik, Islandia, dio positivo estando arriba del avión y tuvo que cumplir su respectivo aislamiento en el baño del aéreo.

La situación se dio el 20 de diciembre pasado y, según contó la docente, se aisló por decisión propia luego de percibir dolor en su gargante y testearse con una prueba rápida que llevaba en su equipaje de mano cuando el avión ya había despegado.

«Había 150 personas en ese vuelo y mi mayor miedo era contagiarlas», dijo Fotieo en diálogo con NCB News después de que un video que publicó en TikTok desde el baño donde se encontraba aislada fuera visto por más de cuatro millones de usuarios.

Además, contó que no estuvo sola: la azafata Ragnhildur «Rocky» Eiríksdóttir (con quien después quedaron en contacto vía Instagram), estuvo al pendiente de ella durante las cinco horas que se mantuvo aislada. Así lo comentó Fotieo: «Se aseguró de que tuviera todo lo que necesité en las siguientes cinco horas, desde comida a bebida, y constantemente se interesaba por mi estado y me aseguraba que iba a estar bien».

Pero la atención no quedó nada más que arriba del avión. Una vez que llegó a un hotel dispuesto por la Cruz Roja para continuar con su cuarentena, Rocky le mandó flores y un arbolito de Navidad para que no perdiera el espíritu de las fiestas. Por supuesto, ella lo grabó y lo subió a TikTok.

En paralelo, declaró a CNN que estaba completamente vacunada y que incluso ya había recibido su dosis de refuerzo antes de viajar con su padre y a su hermano a Islandia.

Monseñor Dante Braida: «Vivamos este momento con un corazón y una mente abierta»

Reino Unido aprobó la pastilla contra el COVID-19 de Pfizer