in

El INTA creó la primera cepa vacunal del mundo para una enfermedad que afecta al 80% de los tambos

El evento biotecnológico para combatir la leucosis bovina llevó más de 14 años de trabajo y fue presentado este martes por el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, junto a otros funcionarios. La enfermedad afecta en diferentes países y tiene una mortandad del 10% sobre los animales infectados

El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, presentó la «cepa vacunal» contra el virus de leucosis bovina, que demandó más de 14 años de trabajo del INTA. (Foto: Secretaría de Agricultura)

El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, presentó este martes la “cepa vacunal” que el INTA creó contra el virus de la leucosis bovina (BLV), y se encamina a ser la primera vacuna del mundo para combatir esta enfermedad presente en varios países. El evento biotecnológico demandó más de 14 años de trabajo.

Según indicaron desde la cartera agropecuaria, más del 80% de los tambos en la Argentina, otros países de América Latina y el Caribe, de América del Norte, Europa Oriental y de Asia, sufren esta patología.

Cada año, muere el 10 % de los animales infectados y esto genera un impacto negativo en el sistema productivo lechero, provocando un lucro cesante de alrededor de US$5.300 por vaca muerta, según un estudio de impacto económico realizado por el INTA en 2014.

Bahillo presentó la autorización comercial para este desarrollo junto a los titulares del INTA, Mariano Garmendia, y del Senasa, Diana Guillén. El uso potencial previsto es conformar el principio activo de una vacuna para combatir la enfermedad en el ganado vacuno.

“Es la primera vez que la Argentina desregula un virus modificado para uso directo y que se obtiene su liberación para uso comercial. Estamos orgullosos de este logro científico que constituye un verdadero avance hacia la erradicación de la enfermedad de la Leucosis Bovina”, dijo Bahillo sobre este evento biotecnológico publicado en el Boletín Oficial.

Sobre eso, el funcionario continuó: “Quiero rescatar las políticas de inversión presupuestaria en los organismos que realizan investigación y extensión como el INTA y Senasa. Trabajaron muchísimos profesionales que son un orgullo para la Argentina, y que desde el Gobierno buscamos destacar para fortalecer el desarrollo científico tecnológico que es un eje central para promover la producción”.

En la misma línea, Garmendia, titular del INTA, expresó: “Apostamos a la ciencia y a la soberanía del conocimiento y no nos equivocamos”. Al respecto, agregó: “Este desarrollo nos da orgullo, renueva nuestro compromiso y nos invita a soñar con una Argentina grande”.

En tanto, Guillén señaló: “Con este anuncio estamos poniendo en valor a la ciencia argentina, a través de un desarrollo nacional que surge de una política pública. Junto a la Secretaría y al INTA, desde el Senasa vamos a acompañar el proceso para el registro de la vacuna”.

Por su parte, la científica responsable del evento y directora del Instituto de Virología del INTA, Karina Trono, explicó: “Esta enfermedad afecta a casi todas las vacas de leche y a sus crías y por ser tan silenciosa el productor no la ve. Esto se hace con biotecnología, tomamos una parte del virus para transformar una cepa maligna en una más benigna que la original, que no contagia”.

La Secretaría de Agricultura otorgó la autorización a través de la Subsecretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, conforme los procedimientos a ser instrumentados por la Dirección de Nacional de Bioeconomía, que tuvo a cargo la responsabilidad primaria del trámite.

La normativa establece que el análisis de los impactos en la producción y comercialización que podrían derivarse de la autorización comercial de los Organismos Vegetales Genéticamente Modificados (OVGM) de uso agropecuario, estará a cargo de la Dirección de Mercados Agrícolas.

Durante la presentación, estuvieron, además, el jefe de Gabinete de Agricultura, Juan Manuel Fernández Arocena; los subsecretarios de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Territorial, Luis Contigiani; de Coordinación Política, Ariel Martínez; de Ganadería, José María Romero; de Agricultura, Delfo Buchaillot; y la directora nacional de Bioeconomía, Dalia Lewi, entre otros funcionarios.

Cómo fue el desarrollo del INTA:

El desarrollo de INTA se trata de un sistema profiláctico, utilizando una cepa viral atenuada denominada BLV DX 6073. Desde 2008, el organismo trabaja en colaboración con la Universidad de Liege de Bélgica.

Fue creada por modificación genética de la cepa natural circulante y se podrá incorporar al proceso de elaboración de una vacuna. La modificación genética de la cepa significa que “se redujo el poder de contagio y el poder de provocar tumores” del virus.

La cepa BLV DX 6073 tiene un potencial uso estimado como vacuna para el ganado bovino de Argentina, de los países de América latina y el Caribe, de Norteamérica y de Asia, donde la enfermedad leucosis bovina enzootica es endémica, según reportaron desde la cartera agropecuaria.

“Es capaz de inducir una respuesta inmune anti-BLV comparable a una respuesta inmune salvaje. No se propagó a centinelas no infectados mantenidos durante períodos de tiempo prolongados en el mismo rodeo. A su vez, provocó la transferencia pasiva de anticuerpos a los terneros recién nacidos a través del calostro materno, mostrando la persistencia de la inmunidad pasiva anti-viral”, concluyeron desde la Secretaría de Agricultura sobre los resultados de este evento.

FUENTE: TN

Shakira habló de su separación con Gerard Piqué: “Las horas más difíciles y oscuras de mi vida”

Un bebé recién nacido fue encontrado muerto en un basural