in

En Argentina 2 de cada 3 niños son pobres o están privados de derechos básicos

Unicef reveló que 8,8 millones de chicos no acceden a vivienda digna, agua potable, educación o salud. Jorge Colina, presidente de Idesa, habló en Cadena 3 sobre el «deterioro económico» del país.

Dos de cada tres niñas y niños de Argentina (8,8 millones) son pobres por ingresos o están privados de derechos básicos como el acceso a la educación, a una vivienda digna y a condiciones de agua o hábitat seguros, según un informe presentado el miércoles por Unicef.

El dato se desprende del estudio titulado «Pobreza monetaria y privaciones no monetarias en niñas, niños y adolescentes en Argentina», que fue realizado en base a datos oficiales de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec.

Según el informe, son aproximadamente 8,8 millones las niñas y los niños que experimentan carencias monetarias o de algunos de los derechos fundamentales considerados en la EPH.

Por otra parte, persiste en Argentina la polémica por la baja masiva de los planes sociales, lo que generó un acampe de organizaciones sociales en la 9 de Julio en reclamo por la suspensión de 100 mil beneficiarios del Potenciar Trabajo.

La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz calificó la marcha como una «extorsión» y ratificó el proceso de validación del programa, y apuntó al titular del Polo Obrero, Eduardo Belliboni: «que un sector de unidad piquetera para hacer política use a la gente más pobre duele mucho».

En ese marco social y económico en Argentina, Jorge Colina, presidente de Idesa (Instituto para el Desarrollo Social Argentino) señaló en Cadena 3 que la economía se ha llenado de «intereses creados, de derechos adquiridos», y dijo que ello «creó un desorden que llevó al estancamiento y de decadencia».

Apuntó a que Argentina no ha podido «hacer funcionar bien al capitalismo, que es la pata de la democracia en la economía, para que nos permita crecer con equidad».

Sobre la polémica del recorte de los planes sociales, amplió: «Cuando Alberto Fernández asumió tomó como aliados a los asociaciones sociales, que se apoderaron de Desarrollo Social y empezaron a distribuir los planes sociales; ahora la ministra del mismo presidente dijo que esto fue un desorden y que iba a poner un poco de orden y la gente dice ‘no, para mí esto es un derecho y no me lo pueden sacar'».

Y continuó: «Y así es Argentina, un actor avanza aun cuando no corresponda, cuando eso no sea legal, y cuando se le quiere quitar eso dicen que eso es un derecho, y en la cultura argentina hemos respetado esos falsos derechos».

Además indicó que Argentina es uno de los países que más gasto social dentro de América Latina «y eso tiene que ver con los malos derechos adquiridos», señalando que hay un montón de gente que tiene jubilaciones de privilegio, y continuó advirtiendo que pasaba lo mismo en el sistema Educativo y de Salud: «muchísimos docentes y empleados de hospital que no van a trabajar por carpeta médica y ganan más que los que trabajan, porque alegan que el empleo es un derecho y no se los puede tocar».

En esa línea, remarcó: «lo que pasa es que inflamos el gasto social pero de una manera muy ineficiente porque los actores sociales se van apoderando del gasto social».

«Acá a la gente no le alcanza el salario porque tenemos una economía que no genera buenos empleos o de baja productividad por todos estos derechos adquiridos que tiene el país», concluyó.

FUENTE: Cadena 3

Los chats de WhatsApp de las asesinas de Lucio antes del crimen: “Descartemos al pibe para hacer un trío”

La dolorosa publicación de Silvina Luna, tras contar que espera un trasplante