in

Hoy se conmemora el Día Internacional de las Defensoras de Derechos Humanos

El Día Internacional de las Defensoras de Derechos Humanos y de quienes trabajan por los derechos humanos de las mujeres, se conmemora cada 29 de noviembre. Esta fecha está dedicada al reconocimiento de las mujeres que trabajan por la obtención e igualdad de derechos sin distinción de género, pero que siempre para el femenino y disdencias, es una lucha.

En el Día Internacional de las Defensoras de Derechos Humanos, se le rinde homenaje a las miles de mujeres en todo el mundo, que trabajan incansablemente con valentía para defender los derechos humanos de las mujeres en busca de su igualdad en todas las esferas de la sociedad.

En el Día Internacional de las Defensoras de Derechos Humanos, se le rinde homenaje a las miles de mujeres en todo el mundo que trabajan incansablemente con valentía para defender los derechos humanos de las mujeres en busca de su igualdad en todas las esferas de la sociedad.

Entre las luchas, se destacan la erradicación de la violencia de género y femicidios, deconstrucción del sistema social machista y patriarcal, equidad salarial y laboral, igualdad de oportunidades con respecto a los varones, acceso total a la salud y la despenalización del aborto.

Desde el año 2006 se estableció esta conmemoración, en el marco del reconocimiento de la labor de estas activistas. Un grupo de expertos de la Organización de Naciones Unidas señaló que las defensoras de los derechos humanos enfrentan retos “únicos y crecientes” impulsados por discriminación profundamente arraigada. 

A pesar de estos retos, cada día más mujeres emprenden acciones individuales y colectivas en busca de la justicia, equidad, paz y la defensa de los derechos humanos. Estas agentes de cambio, en su lucha constante contra todas las formas de discriminación y desigualdad, son hoy reconocidas como defensoras de los derechos humanos.

Compromiso y reto internacional

La mayoría de los Estados Miembros de la Organización de Naciones Unidas, al haber ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), han reconocido que “la máxima participación de la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre, en todos los campos, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país, el bienestar del mundo y la causa de la paz”.

Por lo que la participación política y pública de las mujeres en la sociedad y el trabajo histórico de las organizaciones de mujeres y grupos feministas ha sido una de las principales expresiones de la democracia y un motor indispensable para el reconocimiento de la mujer como sujetas plenas de derecho.

En este sentido, se destaca la importancia de la participación de la mujer en la construcción de la democracia, la seguridad y la paz. Al incluir a las mujeres en estos procesos, se incorpora una amplia gama de perspectivas, se incrementa su inclusividad y diversidad.

Peligros como defensoras

Las mujeres defensoras de los derechos humanos se enfrentan a desafíos únicos, impulsados por una profunda discriminación contra las mujeres y estereotipos sobre su supuesto papel apropiado en la sociedad.

Estos obstáculos se expresan de múltiples formas:

  • Ataques misóginos: las mujeres que deciden romper con los roles tradicionales de género para exigir sus derechos y los de sus comunidades suelen enfrentarse a la desaprobación y estigmatización.
  • Violencia basada en el género: las agresiones sexuales, las amenazas de violación y los ataques contra sus familias son dos tipos de agresiones específicas contra defensoras de derechos humanos. Estas agresiones suelen ser cometidas generalmente por las autoridades e instituciones del Estado, así como por actores privados como empresas pero también por sus propias familias, comunidades y organizaciones.
  • Falta de protección y acceso a la justicia: La persistencia de estereotipos de género que llevan a cuestionar y criticar el hecho de que las mujeres participen en la política ha originado una exclusión de las mujeres defensoras en el sistema de justicia.

Por esto, es necesario tomar medidas basadas en la realidad de las mujeres, es decir, en un contexto de desigualdad, discriminación y exclusión en la sociedad. Son necesarias medidas de protección, que generalmente suelen no ser sensibles al género, al no tener en cuenta estas situaciones particulares por las que atraviesan exclusivamente las mujeres y disidencias.

FUENTE: Filo news

Un hincha se metió a la cancha con una bandera LGBT en el partido Portugal-Uruguay

Confirman la primera muerte por la ex viruela del mono en Argentina