in

La sirenita argentina: es campeona en natación artística con Síndrome de Down y fue elegida “princesa”

Jacinta Martínez Ranceze tiene 21 años y en la última semana ganó dos medallas de oro en el Mundial de Estados Unidos. Publicó un libro donde cuenta su historia y recientemente fue elegida para la campaña Disney Princesa: “Me siento libre cuando compito”.

Para Jacinta Martínez Ranceze, la natación es un universo que llegó a su vida cuando tenía apenas 6 meses y la enamoró para siempre. “Fue en una clase de matronatación con mamá. Ella dice que nadé como un pececito. Así empecé”, le cuenta a TN.

Esta semana, la joven de 21 años volvió a mostrar por qué es una de las mejores deportistas con síndrome de Down del país: ganó dos medallas de oro en natación artística durante el Mundial realizado en Charlotte, Estados Unidos.

“Es un orgullo representar al país y poder llevar medallas. Era mi objetivo, además de divertirme en el agua, como siempre”, celebró Jacinta, ganadora en las disciplinas de de Solo libre y Figura en la categoría AWD, que integró a los nadadores y nadadoras artísticas con discapacidades físicas y cognitivas.

Jacinta, que se prepara para los Juegos Paralímpicos de París 2024, prolongó el camino de éxitos que inició hace tres años, en el Open Europeo de Natación y Natación Artística de Cerdeña, donde se impuso a la campeona de la edición anterior.

La felicidad de Jacinta al consagrarse en el Mundial de EEUU esta semana. (Foto: paradeportes.com)

Las emociones fuertes para Jacinta continuaron en 2021. En el Día Mundial del Síndrome de Down, ganó la medalla de oro en los Juegos Nacionales Tri y presentó el libro Confiá en mí, con la autoría de Lorena La Terza. Allí narra su vida y habla de su carrera y sueños.

“De eso trata, lo dice el título: mostrarle a la gente, además de los atletas, que con esfuerzo y dedicación todo se puede lograr. Que no tenemos techo y hay que pelear por los sueños”, arenga Jacinta, y menciona que lo que más le gusta es “inspirar a los demás”.

Jacinta Martínez Ranceze: “Haber sido elegida por Disney me hace feliz y es una gran responsabilidad”
Bajo esa misma premisa, este año fue seleccionada como cara de la campaña Disney Princesa junto a atletas de otras partes del continente americano, como la gimnasta Alexa Moreno (México); la boxeadora Beatriz Ferreira (Brasil) y la ciclista Macarena Pérez (Chile). “Haber sido elegida me hace sentir muy feliz y honrada. Y al mismo tiempo, me genera una gran responsabilidad”, dice.

La elección del personaje no fue casual. “Ariel, de La Sirenita, es mi preferido. Desde chiquita quise ser una sirena”, cuenta “Jachu”, como la llaman sus familiares y amigos. “Además de haber visto sus películas y conocer las canciones, tengo un libro sobre ella. Siempre me gustó porque es muy curiosa como yo. Porque pertenece a dos mundos, tierra y mar, y me identifico con eso. Y porque lucha por conseguir sus sueños, como hago yo”, describe orgullosa.

"Ariel es muy curiosa y pertenece a dos mundos, tierra y mar, como yo", dice Jacinta. (Foto: The Walt Disney Company Latin America)

Antes de empezar a competir en 2017, Jacinta practicaba taekwondo, surf y baile clásico. Por consejo de una entrenadora, unió dos de sus pasiones (la natación y la danza) y descubrió un mundo que la llena de felicidad y, a la vez, le impone exigentes desafíos.

“Entreno bastante. Me gusta nadar los estilos crol, pecho, espalda, mariposa y delfín. Hago una parte técnica que consiste en barracudas y flamencos. Tengo una entrenadora, Evelia Ávila, con quien trabajo en las coreografías. Y finalmente trabajo mis solos de técnico y artístico”, detalla. Sus próximos desafíos serán el Mundial de Albufeira (Portugal), en octubre; y a fin de año el Open Argentino, que ya la vio consagrarse en 2018 y 2019.

Multicampeona y multifacética: la pasión de Jacinta por cocinar y actuar
“Me siento libre cuando compito y disfruto muchísimo de estar en el agua. Es estar en otro mundo”, remarca Jacinta, y advierte que su paleta de inquietudes no se detiene allí: “Me gusta cocinar, bailar, actuar y cantar”.

“Soy principalmente panadera y pastelera. Me gusta mucho cocinar panes: hago de centeno, brioche, pebete, de hamburguesa y chipá. También hago tortas, brownies, scones”, enumera Jacinta, que realizó cursos de panadería profesional y cocina.

Tiempo atrás se recibió de catequista (”Me gusta enseñarles a los niños el camino de Jesucristo”, comenta) y su gran desafío para el futuro es poder dedicarse a la actuación: todos los viernes asiste a Otro Mundo, la escuela de Cris Morena. “Ser actriz es mi gran sueño”, dice.

A la hora de mencionar a quienes comparten su vida, Jacinta no duda: “Mi papá, Ricardo, y mi hermano menor, Hilario, me alientan y me acompañan siempre. Son todo para mí. Y mamá, claro”.

Raquel Ranceze, profesora de educación física, es también su entrenadora. “Todo esto no fue pensado ni proyectado. Desde que nació Jacinta tratamos de estimularla, de no decirle que no a nada dentro de las cosas lógicas, porque sabíamos que el mundo quizás iba a tener algún no para ella”, cuenta la mamá, que la acompañó en el viaje a Charlotte para participar en el Mundial.

“Ella es agotadoramente curiosa, una especie de metralleta. Nos habíamos prometido con mi marido no decir nunca que no. Y no damos más”, se ríe Raquel.

Según Ranceze, Jacinta “está cosechando todo lo que sembró en estos años. En menos de un año explotó todo: las competencias, el libro, Disney”.

"Me siento libre cuando compito", dice Jacinta. (Foto: The Walt Disney Company Latin America)

“Nosotros tratamos de cuidarla lo más posible para que pueda disfrutar todo esto y no sea una carga para ella”, dice la mamá, y vuelve a rendirse ante el orgullo que le genera su hija: “Tiene un corazón enorme y nos enseña un montón”.

Nació Cielo Yoli Rose, la hija de Luisana Lopilato y Michael Bublé: la primera foto de la beba

Google mejora su buscador: más resultados de alta calidad y castigo a páginas poco útiles