in

Los argentinos, cada vez con más problemas para dormir

Daniel Álvarez, jefe de la Unidad de Patologías del Sueño, dijo a que la tercera parte de la población mundial duerme mal, en Argentina la situación socioeconómica no ayuda.

Daniel Álvarez (M.P.: 20606/4.M.E.: 8963), jefe de la Unidad de Patologías del Sueño, indicó que “los argentinos dormimos mal, tenemos un plus que es la situación económica y social, pero en el mundo la tercera parte de la población duerme mal”.

“Durante el primer año de pandemia de coronavirus este problema aumentó casi un 50% en el mundo y durante el segundo año superó el 50% en Argentina”, detalló.

En ese sentido, aclaró: “Si se duerme poco por las obligaciones durante la semana y se lo compensa el fin de semana, el sueño es recuperable, incluso sucede cuando se duerme poco una noche y se recupera las sucesivas noches”.

“Pero, si crónicamente se duerme mal, dos o tres meses, esto va a tener un impacto en la salud no sólo física sino psicológica”, explicó.

Y añadió: “Hay secreciones de hormonas exclusivas del sueño, como el refuerzo del sistema inmunológico”.

“El insomnio crónico genera depresión y ansiedad, irritabilidad y cambio de humor”, advirtió.

Por otra parte, señaló: “Las horas de sueño cambian con la edad, un bebé duerme casi todo el día, un mayor de 75 años cinco o seis horas, un adolescente ocho horas y en la edad adulta joven el promedio son siete horas”.

“La cantidad y calidad de sueño es adecuada cuando durante el día puedo realizar las actividades con normalidad sin somnolencia ni cansancio”, destacó.

En cuanto a la siesta dijo que es aconsejable pero opcional, “lo aconsejable es dormir una siesta de no más de 40 minutos en el horario alrededor de las 14”.

FUENTE: Cadena 3

La guerra de precios del petróleo podría cambiar la relación de Rusia con Venezuela e Irán

Misiones: atropellaron y mataron a un puma en el Parque Nacional Iguazú