in

Modo Mundial: hicieron promesas locas por amor a la Selección Argentina y cumplieron

A casi un mes del final del Mundial de Qatar, la felicidad continúa en forma de cumplir promesas. Aquí, ejemplos que demuestran el agradecimiento a un equipo que le dio a los argentinos la mayor felicidad en muchos años

A pocos días para que se cumpla el primer mes de la Scaloneta campeona del mundo, siguen apareciendo videos inéditos del festejo de los jugadores, también de quienes cumplen sus promesas mundialistas y de otros que no pueden salir del “modo Mundial” y que en cada cosa que hacen tienen que expresar su alegría por la obtención de la Copa, que mostró orgulloso al planeta el capitán Lionel Messi.

Las promesas fueron tan diferentes como cantidad de hinchas que lo dejaron todo por alentar a los dirigidos por Lionel Scaloni y muchos prometieron hasta lo impensado en caso de que la Argentina se hiciera del tan ansiando título.

Ese es el caso de Noelia Mosquera, que se rapó la cabeza apenas terminó el partido contra Francia; Jonathan Mariani se casó por Civil con la albiceleste 10 de Messi y Ezequiel Graziano, no por una promesa sino porque sigue en “modo mundial” creó junto a su familia una corbata con una camiseta para ir al casamiento de un amigo y fue el furor de la fiesta.

La promesa de Noelia

Antes de que comenzara el Mundial, Noelia Mosquera, de 26 años, había hecho la promesa de raparse si la Argentina se convertía en campeona del mundo y durante el electrizante partido, cuando el primer tiempo iba 2-0 a favor de los chicos de Scaloni, la familia le recordaba lo dicho.

Noelia Mosquera cumple la promesa de raparse luego del triunfo de la Selección

“¡Andá agarrando la máquina!”, decían en chiste, pero apenas terminó el partido se sentó en una silla y cumplió. “Cuando terminó, mi marido y mi mamá me pidieron que no lo hiciera, dijeron que era una locura, pero por la emoción que tenía, lo primero que hice fue decir: ‘¡Qué no! ¡Me voy a rapar’… Y mi hermana fue a buscar la maquinita y me rapé”, cuenta y no dudó en transmitir el momento en vivo desde su cuenta de Instagram.

Pese al esfuerzo destacable que hizo por arriesgar su pelo, le queda otra promesa por cumplir porque también dijo que se tatuaría al capitán argentino.

“No soy futbolera, pero este Mundial me emocionó mucho. Por la alegría que nos dieron, por todo lo que se generó que es algo único e inolvidable. Fue ver a todo el país unido por un motivo”, admite sus sensaciones y da cuenta que el fútbol va mucho más allá.

El partido de la consagración lo vio junto a su familia, manteniendo la cábala de los anteriores partidos. “Al ganar nos abrazamos, lloramos, gritamos. ¡Fue tremendo!”, confió la joven que se dedica a la belleza de uñas.

Te puede interesar: Pintó su casa como la bandera argentina por una promesa mundialista: “Quería ver a Messi levantar la Copa”

Al civil con la 10 de Messi

Durante seis años, Jonathan Mariani y Tamara Romano estuvieron de novios, y en el último tiempo habían hablado de casamiento, pero la idea se disparó de lleno mientras miraban la semifinal ante Croacia.

Jonathan y Tamara en el Registro Civil

“Si ganamos, nos casamos”, le dijo a la mujer frente a la tele y antes del primer gol de Lio Messi en el partido que terminó 3-0 para los de Scaloni y que representó volver a disputar una final luego de 36 años.

Ya en la final, durante la tanda de penales y cuando era el turno de Leo, le propuso: “Si ganamos me caso con la camiseta de la Selección”. Tamara lo tomó en broma, pero las promesas se cumplen.

“Me dijo que sí, se reía, estaba cebada. La familia sí que no sabía nada, pero mi mujer se lo esperaba, la familia no. De hecho, hice una publicación antes de casarnos para que la vieran ellos. Nos casamos a las 9.30, volvimos a casa, dormimos una siesta y a las 5 de la tarde me desperté y vi que mi foto estaba en todos lados”, cuenta el joven.

Unos minutos después de dar el “¡Si!”, escribió en su cuenta de Facebook: “Una semana probándose el vestido ella y yo caí de gala con la de Lío. ¡Te amo Messi! Promesa cumplida”, y lo acompañó sus palabras con las postales del feliz momento: ella, blanca y radiante, con un hermoso vestido blanco y él con la camiseta celeste y blanca, y el 10 en la espalda.

La corbata de Ezequiel

La consigna de la fiesta de casamiento de uno de sus amigos era ir de traje y corbata. Ezequiel Graziano (29) alistó su atuendo de gala, fue a comprar corbatas y no… ¡Ninguna lo convencía! Hacía unos días, en la despedida de soltero del novio habían comentado que debido al calor de pleno enero, lo ideal sería que inventasen una corbata con el interior de toalla, para secarse el sudor.

La corbata de Ezequiel causó furor en el casamiento de un amigo

Pese a la broma, la idea de una corbata de una tela distinta le quedó en su cabeza y como al no encontrar el gorro piluso de la AFA en violeta, que quería ponerse en pleno baile, esa ocurrencia aumentó. Dos días antes del evento asumió que quería representar el triunfo albiceleste y mostrarse como un campeón más, y no tuvo mejor idea que preguntarle a su mamá Mariana, que es costurera, si podía hacerle una corbata con la tela de una camiseta de la Selección. Se lo comentó también a Florencia, la hermana, que a la mañana siguiente recorrió las avenidas de Munro para comprar una de las que imitan a las camisetas alternativas, la color violeta.

Con la compra lograda, su mamá comenzó a pensar en cómo hacerla y cuando había iniciado el desafío, Florencia grabó el paso a paso y creó un video que subió a las redes. “El jueves 5 de enero, mi hermana compró la que más se parecía a la camiseta alternativa oficial y con las tres estrella; todos juntos comenzamos a ver cómo hacerla, a discutir si poner o no el escudo, si iba arriba o abajo… Durante el viernes, todo fue 100% el amor y dedicación de mi vieja para hacerla, porque la hizo y quedó hermosa”, le cuenta a Infobae.

Al verlo, sus amigos deliraron y también lo retaron. “Todos me felicitaron y preguntaron dónde la compré. Cuando les dije que la hicimos en casa uno me retó: ‘¿Cómo vas a cortar una camiseta?’, me dijo mientras me acomodaba en la trafic que nos llevó juntos hasta la fiesta en Pilar.

En el festejo, esa corbata fue la atracción: “Todos la miraban, me pedían fotos, otros preguntaba de dónde la había sacado, porque de verdad quedó hermosa. Llamó mucho la atención. Además, el novio me pidió que llevara ‘la copa’ porque todo el cotillón era de la Selección y en alusión al Mundial. La pasamos muy bien celebrando así la Copa del Mundo”, asegura.

¿Se puede revertir el envejecimiento?: el importante hallazgo de un grupo de científicos de Harvard

Chepes: vuelco en pleno centro de la ciudad