in

Obstrucción nasal, moqueo y pérdida de olfato, síntomas típicos de los pólipos nasales

Los pólipos nasales se conocen desde los tiempos de Hipócrates y Galeno. Su tratamiento y extirpación se aplicaban ya desde entonces.

En términos de sinusitis podemos decir que pueden ser agudas o crónicas: las primeras tienen una duración de menos de 12 semanas y se evidencia una resolución completa en ese periodo de tiempo con los tratamientos, pero cuando se convierte en crónica los síntomas son persistentes y la persona en vez de mejorar empeora, aumentando sus molestias. Es decir, cuando permanecen más de 12 semanas hablamos de sinusitis crónica, que puede ser con pólipos o sin pólipos.
En el ámbito mundial, entre 1 y 3 de cada 100.000 pacientes, presentan pólipos, masas que se producen por una inflamación del cuerpo frente a alguna sustancia, virus, bacterias o ácaros que entran al organismo.

Los antecedentes de tipo alérgico aparecen en la mayoría de los casos y parece evidente que aumentan la predisposición a padecer la enfermedad.

Detección y características de los pólipos nasales
Con el endoscopio, es posible valorar áreas profundas de la nariz que no son visibles con el espéculo nasal. Los pólipos nasales nacen de áreas profundas de la nariz y es común que no se vean si el médico solo echa un vistazo superficial a la nariz sin el endoscopio nasal, que puede ser rígido o flexible.

Algunas características de los pólipos:

Se pueden encontrar en ambas fosas.
Pueden adoptar la forma de región anatómica donde se encuentran.
Pueden tener ulceraciones con sangrado en algunas veces.
Se encuentran en la parte superior de la cavidad nasal.
El objetivo principal del tratamiento de una enfermedad crónica es lograr y mantener el control clínico. Se puede definir como el estado en que el paciente no tiene síntomas, o los síntomas no tienen impacto en su calidad de vida.

De todos modos, ante el hallazgo de un pólipo nasal es necesario realizar una tomografía axial computarizada y/o una resonancia nuclear magnética antes de plantear el tratamiento, para realizar, en algunos casos, diagnósticos diferenciales.

Cómo se trata la sinusitis crónica con poliposis
Los tratamientos actuales para la sinusitis crónica con poliposis siguen siendo limitados. Se usan, principalmente, los corticoides y los antibióticos. En los últimos años, diversos estudios han probado la efectividad del uso de anticuerpos monoclonales como medicina de precisión, son más conocidos como medicamentos biológicos.

Algunos pacientes logran controlar sus síntomas con tratamientos médicos. Sin embargo, si los síntomas persisten pese a usar correctamente el tratamiento médico máximo, se puede considerar la posibilidad de realizar un tratamiento quirúrgico: una cirugía endoscópica nasosinusal (CENS) para controlar mejor su enfermedad.

En algunos pacientes con sinusitis crónica con pólipos, asociados a asma y en algunos casos alergia a analgésicos, es muy importante que consulten con su médico otorrinolaringólogo sobre los nuevos tratamientos para mejorar la calidad de vida.

Le extirparon un ojo por causa de un cáncer y para reemplazarlo inventó una prótesis con una linterna LED

Astrología kármica: el eclipse de Luna y la proyección sobre los signos