in

“Pequeñas lecciones hechas canciones”: la exitosa técnica de Guille, el docente que da clases a puro reguetón

Tiene 27 años y con la música logra que chicos y grandes comprendan los contenidos educativos. En el aula suenan sus creaciones pero también Rosalía, Quevedo y Bizarrap. “Me gustaría hacer un concierto grande, pero con canciones educativas”

Guillermo Duque Medina empezó cubriendo una suplencia en un colegio de Madrid, y fue tal la felicidad que los chicos sintieron en sus clases que los padres firmaron un petitorio para que forme parte del plantel docente de la institución. ¿Cuál fue la clave del éxito? Llevar al aula su guitarra y explicar los contenidos educativos con canciones.

Al joven de 27 años no solo lo quieren sus alumnos de entre 5 y 6 años, sino que en las redes se volvió un “profe viral”: en diálogo con TN contó que en Instagram hace un mes tenía 4000 seguidores y ahora más de 26.500.

“Me da mucha vergüenza toda esta exposición que no imaginaba pero siento que es positiva porque sé que hay otros maestros que están cantando en sus clases mis canciones, y a los chicos les está sirviendo la música para aprender”, dijo Duque Medina.

“Pequeñas canciones hechas lecciones”
En el aula el profesor explica a todo ritmo cómo se usan las mayúsculas, cuáles son los planetas del sistema solar y qué números son pares e impares; pero también en su canal de YouTube hace “reguetón educativo” para que los del bachillerato conozcan quiénes son Isabel II y Felipe VII con la música de Rosalía, Quevedo o Bizarrap.

“En las redes estoy subiendo canciones que ya tenía hechas y otras que van surgiendo a medida que avanzamos con los contenidos. Mi objetivo no es dar la materia música sino meter la música dentro del aula, que sea una herramienta más para estudiar como los ordenadores”, le explicó a TN.

Guillermo Duque Medina destacó que siempre recibió “mensajes positivos” de sus colegas y que le encanta que usen su material. “Mientras todos sumemos y vayamos para adelante, es mejor. Los docentes tenemos que tener vocación y a los niños les sirve la música, el teatro, los cuentos, para tener más herramientas para desarrollarse. Les abrís un mundo distinto para que se formen”, aseguró.

“Hay muchos niños que aprendieron con canciones en vez de memorizar, memorizar y memorizar. Pueden aprender más o menos, pero si no viene feliz a mi clase es porque mi trabajo no lo he hecho bien”, consideró.

Guillermo afirma que lo suyo son “pequeñas canciones hechas lecciones”, y que todo lo que hace es por “los 25 niños que miran expectantes” para descubrir cuándo va a agarrar la guitarra en clase.

El profesor confesó que cuando entró al mundo de las redes sociales estaba pendiente de la cantidad de seguidores, pero la frase de una amiga le cambió la perspectiva.

“Con que una de tus canciones haya llegado a tus niños ya hiciste tu trabajo me dijo, y ahora me hace feliz escuchar que de repente mientras están haciendo alguna actividad tararean o susurran algún pedacito de canción”, detalló.

Un apagón masivo les arruinó el casamiento, le hicieron juicio a la empresa y recuperaron la fortuna invertida

Nazarena Vélez reveló la fantasía sexual que intentará cumplir antes de morir: “Quiero estar con una mujer”