in

Por un caso de mala praxis, el gobierno de Mendoza deberá pagarle $30 millones a una familia

La nena, que hoy tiene 7 años, fue mal diagnosticada y hoy sufre una discapacidad total.

El caso ocurrió en el Hospital Antonio J. Scaravelli (Foto: Prensa Mendoza)
El caso ocurrió en el Hospital Antonio J. Scaravelli (Foto: Prensa Mendoza)

Una bebé recién nacida sufrió mala praxis en el Hospital Antonio Scaravelli de Tunuyán, Mendoza, y debido a las graves consecuencias que eso le produjo, la Justicia determinó que el gobierno provincial deberá indemnizar a la familia por 30 millones de pesos.

La pequeña, que hoy tiene 7 años, fue diagnosticada con un ictericia fisiológica y no una patológica, lo cual le generó una discapacidad total provocada por una enfermedad incurable.

Al pasar los días, los médicos determinaron un cuadro de kernícterus, un tipo de daño cerebral que se presenta por los altos niveles de bilirrubina en la sangre de los recién nacidos.

Por este motivo, según lo informado por el medio Los Andes, la pequeña padece de parálisis cerebral y necesita recibir un tratamiento multidisciplinario.

La pequeña sufrió un mal diagnóstico cuando nació. (Foto: Adobe Stock)
La pequeña sufrió un mal diagnóstico cuando nació. (Foto: Adobe Stock)

La sentencia judicial del caso

La sentencia judicial señala que: “Por sus múltiples secuelas -permanentes y que impactan en todo su organismo y en todos los sentidos esenciales- debe recibir un tratamiento multidisciplinario, interactuando varias especialidades, como clínica pediátrica, neurología, tratamiento con medicación permanente, oftalmología traumatología y ortopedia. También requiere estimulación psicomotriz temprana, fonoaudiología (por los diferentes trastornos de deglución u auditivos) y odontológicos, ya que tienen trastornos en el esmalte dental”.

Los abogados de la familia, Pablo Cazabán y Sergio Anglat, solicitaron cerca de 12 millones de pesos y además, un millón más por incapacidad sobreviniente y daño moral.

También se estableció una suma de $1.800.000 para cada padre, y por gastos terapéuticos y de transporte, un total de 12 millones de pesos.

Aunque el dinero aún no está disponible para los beneficiarios, cuando la sentencia quede firme, el Estado tendrá que otorgárselo a los familiares afectados.

Otro caso de mala praxis en el mismo hospital

En 2015 el mismo hospital fue protagonista en un fallo similar cuando fue acusado de mala praxis por la muerte de un bebé a los pocos minutos de haber nacido. Para los jueces, el pequeño no fue recibido por médicos profesionales y los obligaron a pagar 200 mil pesos a los padres.

Una madre llegó a ese centro médico en 2007 con contracciones cada cinco minutos, pero la partera que la recibió le pidió que volviera a su casa porque faltaban casi tres horas para que empezar a la dilatación.

La mujer volvió tiempo más tarde un doctor le dijo que tenía 3 centímetros de dilatación y no la podía internar porque no había camas disponibles. La embarazada rompió bolsa y el bebé finalmente nació “muy rápido, con tonicidad muscular, frecuencia respiratoria y cardíaca, llanto espontáneo, con piel amarillenta verdosa al estar un poco infiltrado en líquido meconial”, según reconstruyó el expediente. Horas más tarde el nene murió.

El Juzgado Civil de Tunuyán aseguró que existió “negligencia por parte de la partera que atendió y asistió en el parto a la Srta. Ugarte al no dar aviso al médico pediatra de guardia, ni al servicio de neonatología, para que estuvieran presentes al momento del alumbramiento y así recepcionaran al recién nacido”.

Fuente: TN

La Rioja festejó su 431 años en Buenos Aires

Diputado Herrera: «Es una muy buena noticia que el Presidente de la Nación haya promulgado la Ley de Canabbis»