in

Renuncia de Guzmán: Alberto Fernández convocó a una reunión de urgencia en Olivos

Tras la salida del titular de Economía, el presidente analiza la reacción y un eventual relanzamiento de su gestión. El nuevo ministro se anunciaría este domingo

La renuncia de Martín Guzmán al Ministerio de Economía en medio del discurso de Cristina Fernández de Kichner generó conmoción en el gobierno nacional y el presidente Alberto Fernández convocó a una reunión de urgencia en Olivos.

Entre los invitados a esa cumbre para definir un reemplazante de Guzmán se cuentan sus colaboradores más cercanos -el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y la portavoz, Gabriela Cerruti-.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien según trascendió fue sorprendido por la situación cuando estaba en la cancha de Tigre, no formaría parte de esa cumbre.

Lo que estaba claro es que más allá de algún anticipo de Guzmán la medida impactó al gabinete. El propio presidente se habría enterado de la decisión poco antes de que lo anunciara públicamente por Twitter (aunque está claro que las siete carillas de la carta del ministro saliente ya estaban preparadas).

Alberto estaba en un acto privado y regresaba a Olivos de urgencia para encabezar la reunión esta noche, pasadas las 21. Lo que abona la versión que la salida del ministro no estaba acordada.

La presencia de Massa en ese encuentro es clave sobre todo cuando el Frente de Todos debate su rumbo. El propio ministro pidió en su carta pública regenerar un consenso interno para poder lanzar medidas macroeconómicas.

De hecho, la renuncia de Guzmán se conoció por Twitter justo mientras Cristina Kirchner brindaba otro fuerte discurso, donde lo mencionó al ahora ex ministro de Economía por el apellido (lo comparó con el ex funcionario macrista Carlos Melconian). 

La convocatoria de Massa a Olivos reaviva los rumores sobre su posibilidad de ocupar un lugar de relevancia en el gabinete, particularmente en Economía. Una opción que el propio presidente había dado de baja el miércoles útlimo, al respaldarlo a través de una entrevista que hizo con la señal de cable C5N, donde le restó responsabilidad por el principal problema que enfrenta hoy el Gobierno, la inflación.

Pero las duras críticas del kirchnerismo más puro presionaron hasta lograr su salida. La última muestra contundente del malestar con el ala dura del Frente de Todos fue hace dos semanas, con el discurso de la vicepresidenta en Avellaneda, donde denunció que hay un “festival de importaciones”.

Tanto Economía y como el Banco Central reaccionaron con la instauración de una suerte de supercepo a las importaciones, que exacerbó las presiones sobre el dólar y llevó al riesgo-país por encima los 2.400 puntos básicos, un nivel casi de default.

Renunció el Ministro de Economía, Martín Guzmán

Tras la renuncia de Guzmán, el dólar se disparó hasta $272 en plataformas electrónicas