in

Todos por Ezra: tiene 2 años, es de Luján y quiere vencer un extraño cáncer

En diciembre del año pasasdo fue diagnosticado con DIPG (glioma difuso intrínseco de tronco) un tipo de tumor cerebral. Para salvarse necesita someterse durante 18 meses a un tratamiento en Estados Unidos. La mamá y el papá del bebé recaudaron una parte y ahora Santi Maratea se está ocupando de la otra.

Ezra nació el 14 de agosto de 2018 en el Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján. Su mamá se llama Ayelén y su papá César. Tiene dos hermanas, una de 8 y otra de un año y medio, a quienes ama con todo su corazón. Además de disfrutar de jugar con ellas Ezra es fanático de los camiones y de Paw Patrol.

Hoy el pequeño “budita” -como le dicen afectivamente- se encuentra junto a sus papás en Houston donde el lunes será sometido a un tratamiento experimental llamado “Antineoplastones”, que promete ser la cura al cáncer. 

“Elegimos este tratamiento porque hay mucha evidencia científica. Hay casos de chicos con DIPG que se curaron y otros en vías de curación. En Córdoba hay una mujer que se llama Celeste que se sometió hace 10 años a este tratamiento y está curada de DIPG“, reveló Ayelén, la mamá de Ezra en diálogo con Filo.News. 

“Es experimental, está en la etapa 3 y para 2025 calculan que estará certificado y demás”, continuó y dio detalles sobre el tratamineto en sí: “Él tiene un catéter que le pusieron en Buenos Aires. Mediante ese catéter le van a colocar dos bombas una con antineoplastones y otra con una medicación que todavía no sabemos cuál es, nos vamos a enterar el mimsmo lunes y después hay que esperar de 6 a 8 semanas para ver cómo responde”. 

Este tratamiento cuesta 17 mil dólares por mes. “55 mil tuvimos que poner para poder empezar, es decir que hay 3 meses que ya están pagos por lo que restan 15”. Y aquí es donde entra en juego la colecta de Santi Maratea. “Llegamos a Santi gracias a los papás de Emmita y a un montón de gente que en cada publicación se dedicó a etiquetarnos y comentar”, contó la mamá de Ezra.  

Si bien Ayelén y César movieron cielo y tierra -a contrareloj- para recaudar dinero y costear el viaje a Estados Unidos y los primeros meses de tratamiento aún están lejos del objetivo final. El nuevo desafío del influencer es recaudar al menos 50 mil dólares para donarle a la familia de Ezra y que puedan cubrir otros tres meses de tratamiento y después comunicarán una nueva estrategia para llegar a cubrir lo demás. Al mismo tiempo está recolectando pañales y leche para enviar a Houston y que los padres del bebé eviten gastar plata en eso allá que les sale muy caro. 

Sobre la evolución de la enfermedad su hijo Ayelén detalló: “Los síntomas empezaron el 16 de noviembre de 2020. El 20 de noviembre lo internamos en el Garrahan y el 15 de diciembre nos dieron el resultado de la biopsia. Los síntomas fueron pérdida de equilibrio, estaba parado y se caía o tiraba el cuerpo para el lado izquierdo; problemas de deglución de sólidos y líquidos, se ahogaba con las comidas y con el agua; y después empezó a tener un retroceso en el habla. Con esos síntomas lo llevamos a la consulta”. 

“Cuando le hicieron la biopsia estereotáxica le drenaron un poco de líquido y ahí volvió a ser él. También le hicieron radioterapia. Al ser tan agresivo el tumor puede avanzar de golpe como a los 6 meses que hubo un retroceso y cayó en coma, ahí dejó de caminar, de hablar, de tragar”, continuó la mamá de Ezra. 

“El cáncer que tiene es de nenes de entre 4 y 9 años normalmente y él con 2 años lo tiene. Es una ‘enfermedad huérfana’ porque al ser tan pocos los casos (en la actualidad solo hay 200 mil casos alrededor del mundo) las farmaceuticas no consideran rediatuable estudiarlo, por eso hay pocos lugares en el mundo y que ofrecen tratamientos experimentales”, explicó la mujer. 

Ezra, este pequeño budita de cachetes morfables, necesita tu ayuda:

Desde hoy, las personas no binarias podrán elegir “X” en el DNI

Eliminan las retenciones para producciones regionales de jojoba que beneficia a los productores del Departamento Arauco